Acontecer marítimoDestacado

P&O Ferries amarra su flota y despide a 800 tripulantes

P&O Ferries ha despedido de golpe a 800 tripulantes con la excusa de que es la única solución para sobrevivir, tras acumular unas pérdidas de 100 millones de libras esterlinas “año tras año”, lo que obliga a hacer “cambios rápidos y significativos ahora”, informa la prensa británica.  La decisión ha causado una conmoción en el Reino Unido y ha puesto en guardia al sector naviero europeo, cuyos inmediatos competidores en el canal de La Mancha ven una oportunidad para crecer.

El lacónico mensaje del despido dice que “hoy es su último día de trabajo”. Grupos de tripulantes se han encerrado en sus camarotes y se niegan a desembarcar, según confirman afectados. No se habla de que haya despidos entre los gestores de la empresa, que se ha visto seriamente afectada por la crisis del transporte marítimo a raíz de la pandemia sanitaria y financiera del coronavirus. Sin embargo, fuentes sectoriales contemplan la posibilidad de que el cese de operaciones sea definitivo en cuestión de días. 

Las tripulaciones serán sustituidas por tripulantes más baratos contratados a través de agencias de embarque, con unos salarios y condiciones sensiblemente inferiores. Los sindicatos británicos, que tienen peso en el sector, califican esta decisión de “escandalosa” y critican severamente las formas, pues el aviso del despido llegó sorpresivamente en la mañana de ayer, aunque se veía venir. A aquellos tripulantes de la “antigua” P&O Ferries que quieran seguir trabajando en la compañía, tienen que “pedir trabajo” a la agencia designada y han de aceptar las nuevas condiciones.

P&O Ferries ha suspendido sus operaciones durante varios días, a la espera de que se produzca la transición de las tripulaciones, de modo que pretende sustituir expertos por inexpertos cogidos al lazo en el manejo de sus buques. No habrá restablecimiento de las líneas hasta que no se haya completado el cambio de tripulantes a través de mercaderes oportunistas, que ganan pingües comisiones, como sucede con algunas agencias de embarque españolas bastante cuestionadas por sus condiciones. 

Dice P&O Ferries que “no queda más remedio que tomar una decisión muy difícil pero necesaria”. La compañía reconoce que en su situación actual no tiene viabilidad y las pérdidas anuales de 100 millones de libras han sido cubiertas por la matriz DP World. “Esto no es sostenible. Nuestra supervivencia depende de hacer rápido y cambios significativos ahora Sin estos cambios no hay futuro para P&O Ferries”, agrega.

«Al tomar esta difícil decisión, estamos asegurando la viabilidad futura de nuestro negocio, que emplea a 2.200 personas adicionales y apoya a miles de millones en el comercio dentro y fuera del Reino Unido. Y nos aseguramos de que podemos continuar sirviendo a nuestros clientes de una manera que han exigido de nosotros durante muchos años”, concluye.

Foto: @twitter

Anterior

“Dolphin”, ex “Belorussiya”, subastado para desguace

Siguiente

ACOESTE acerca la actividad portuaria al grado de Náutica

1 Comentario

  1. Eduardo
    18 marzo, 2022 at 5:07 pm — Responder

    En el año 98 yo fui de las primeras tripulaciones españolas que navegaron para P&O ferries, en el European Trader, European Navigator, European Endeavour, etc etc también navegue en ellos cuando tenían nombres de animales que decíamos… El zoo de la P&O ,en su día nos embarcó M. Candina y fue un problema para los ingleses… pero por lo menos éramos tripulaciones europeas; lo último que sé es que antiguos compañeros seguían trabajando como empleados de derecho… Tanto oficiales como subalternos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *