Acontecer marítimoDestacado

Pitada mundial en solidaridad con los tripulantes embarcados

Este viernes 1 de mayo, a mediodía, los barcos atracados y fondeados en los puertos de todo el mundo han hecho sonar sus tifones en solidaridad para protestar contra las restricciones que afectan a miles de tripulantes por la pandemia del coronavirus. Se estima que hay 1,2 millones de trabajadores que están embarcados en unos 65.000 buques y con su esfuerzo mantienen las cadenas de suministro haciendo posible que se muevan las mercancías de todo tipo por vía marítima.

Según la Cámara Naviera Internacional (ICS) y la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), en la actualidad hay unos 150.000 tripulantes que precisan relevo. Sin embargo, en la mayoría de los casos, las restricciones de viaje impuestas por los gobiernos impiden que la gente de mar viaje hacia y desde sus barcos.

En todos los puertos españoles han sonado los tifones a la hora convenida. El ente público Puertos del Estado había solicitado la colaboración de todas las autoridades portuarias y la Asociación de Navieros Españoles (ANAVE) ha hecho lo propio con sus empresas asociadas.   

El 1 de mayo está reconocido en muchos países del mundo como el Día Internacional de los Trabajadores. Éste es un día que se utiliza para celebrar y reconocer la contribución de los trabajadores de todo el mundo y, en este momento tan difícil a nivel global por el Covid-19, poner de relieve la contribución de la gente del mar a nuestra sociedad. 

Foto: Antonio Alcaraz Arbelo

           

Anterior artículo

Tenerife Shipyards instala las defensas para la plataforma “Q7000”

Siguiente artículo

Nueva imagen corporativa para el ferry “Juan J. Sister”