Acontecer marítimoDestacado

Pillan durmiendo a 20 obreros de turno de trabajo en Barreras

El astillero Barreras navega desde hace unos meses en aguas turbulentas, que afectan a su prestigio y hay ruido de sables contra la figura de su presidente, García Costas. La guinda al retraso de seis meses en la construcción del buque que iba a llamarse “Azora” –y que tendrá que cambiar de nombre puesto que ya está registrado– la pone una veintena de obreros de una empresa auxiliar portuguesa, después de que un auditor de la compañía armadora The Ritz Carlton los haya pillado durmiendo a bordo en turno de trabajo, informa la edición digital de La Voz de Galicia.

Además de esta veintena de durmientes, el auditor encontró a otros trabajadores viendo una película en sus teléfonos móviles y otros estaban pescando, argumento que en este momento no tenían carga de trabajo. La dirección de Barreras ha reaccionado como cabía esperar: ha rescindido el contrato y les ha puesto en la puerta de la calle. Según cita el citado periódico gallego, los trabajadores estaban contratados por la empresa auxiliar Irontec Industria Naval, con sede en Setúbal, especializada en mecánica, tubería y calderería.

Foto: Javier Alonso (cx9aaw)

Anterior artículo

Llega un A380 a Gran Canaria para repatriar turistas de Thomas Cook

Siguiente artículo

Ruido de sables en el seno del consejo de Astilleros Barreras