DestacadoUniverso de Volcanes

Persiste la deformación a tres días de la defunción oficial

Persiste el episodio de deformación del terreno que se inició el pasado 19 de diciembre localizado en la estación de Jedey, lo que “requiere su seguimiento”, pero no se observan variaciones en el resto de datos y observables del volcán de La Palma, del que el profesor Carracedo decía ayer al editor de puentedemando.com, que “tiene encefalograma plano”. Todo apunta, viendo las observables directas en superficie como aquellas otras registradas en los sistemas de vigilancia, que la erupción ha terminado, aunque, para ello, la comunidad científica quiere curarse en salud, por si acaso, y prefiere esperar al próximo 24 de diciembre para certificar la defunción del coloso palmero.

Preocupan y mucho los gases. Por ello se precisa mantener los controles y las limitaciones de acceso a la zona de exclusión hasta que vuelva la normalidad, que tardará un tiempo. Hemos de recordar que el volcán Teneguía se cobró dos vidas por la letalidad de gases inhalados. Se han detectado varios sismos, pero de menor entidad que no han sido sentidos por la población y se estiman normales en un proceso de esta naturaleza. 

El PEVOLCA informa de que la emisión visible de gases volcánicos es puntual y esporádica, concentrándose en la zona de los centros eruptivos y en los jameos de los tubos volcánicos.  En las paredes de los cráteres del cono principal y secundario se producen continuos pequeños derrumbes a favor de fallas y fisuras existentes.

Las próximas horas continuará soplando el viento de componente O flojo y con predominio de brisas. Se prevé que la situación atmosférica sea de estabilidad en el entorno de la zona de la erupción, tanto la jornada de hoy como la de mañana. A partir de las primeras horas del día 24 la llegada de un frente atlántico debilitado, producirá probablemente precipitaciones débiles a localmente moderadas. Se han emitido avisos FMA nivel amarillo por fenómenos costeros para las primeras horas del día 24 afectando a la costa N de La Palma. La operatividad del aeropuerto queda sujeta a las condiciones puramente meteorológicas, debido a la no presencia de ceniza volcánica en la troposfera.

El tremor está a nivel del ruido de fondo. La sismicidad, que es de baja magnitud (inferior a 3,0 mbLg), está en niveles muy bajos en todas las profundidades. Pese al nivel de sismicidad actual, no se descarta la ocurrencia de sismos sentidos.

Respecto a deformaciones, sin tendencia en todas las estaciones de la red, salvo una deformación local en la estación de Jedey (LP03) que empezó el día 19 y que tras alcanzar el máximo de 8 cm (20/12 sobre las 22h), ha revertido parcialmente.

La emisión de dióxido de azufre (SO2) a la atmósfera por el actual proceso eruptivo en Cumbre Vieja (emanaciones visibles de gases volcánicos), registrada mediante el uso de sensores ópticos remotos tipo miniDOAS en posición móvil terrestre fue baja durante el día de ayer (21/12). Las tasas de emisión baja y muy baja no están relacionadas con ascenso magma, sino con un proceso de solidificación del magma superficial existente en los conductos del centro eruptivo.

En el caso de las emanaciones no visibles de gases volcánicos, la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2), asociada a los 220 km2 del sistema volcánico de Cumbre Vieja, no pudo estimarse ayer (21/12) por razones técnicas varias. A pesar de ello, la emisión difusa de CO2 no tiene que presentar variaciones signficativas respecto a la estimada para el día anterior (20/12), cuando esta fue 8,5 veces el promedio de los niveles de fondo (8,5 x B). Estas emanaciones difusas de CO2 pueden representar un peligro para las personas en algunas zonas del volcán Cumbre Vieja, siempre y cuando se registren valores altos de flujo difuso de CO2 en zonas no muy bien ventiladas y/o a alturas por debajo de un metro del suelo como consecuencia de la posible acumulación de CO2 y descenso del oxígeno (O2) en el aire. En la estación de Los Llanos de Aridane (LP10) se continúa registrando una ligera fracción magmática- hidrotermal en el CO2 de la atmósfera del suelo, mientras que esta es practicamente nula en la estación de Fuencaliente (LP08). Todas estas observaciones geoquímicas son coherentes con el actual proceso eruptivo.

Durante el día de ayer la calidad del aire debida al dióxido de azufre (SO2), contaminante asociado al proceso eruptivo, continuó en niveles buenos en todas las estaciones. No se han registrado superaciones de los valores límite horarios ni diarios en ninguna estación. En la madrugada y mañana de hoy se mantienen los niveles buenos de calidad del aire en todas las estaciones.

Con respecto a las partículas menores de 10 micras (PM10), en el día de ayer, se redujeron los niveles hasta niveles buenos en todas las estaciones, no superándose el valor límite diario (establecido en 50 μg/m3) en ninguna de ellas. Durante la mañana de hoy se mantienen los niveles buenos en todas las estaciones de la red.

Fotos: I Love the World. Un trabajo extraordinario e impagable.

Anterior

Cero emisiones alimentado por pilas de hidrógeno

Siguiente

Proponen que Air Europa sea la aerolínea pública de Baleares

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *