Del país de Finlandia

Oi Suomi, katso, Sinun päiväs koittaa, el espíritu de Finlandia

La pieza más famosa del poema sinfónico “Finlandia”, opus 26, del maestro Jean Sibelius, es el himno final, conocido como himno Finlandia. Se trata de una pieza orquestal separada por su autor y en 1941, en plena guerra mundial, Veikko Antero Koskenniemi, escribió la letra que conocemos en la actualidad. Tiene, en total, una duración de casi siete minutos y se desarrolla con una gran carga orquestal hasta su final con un himno a la esperanza.

El poema sinfónico “Finlandia” tiene una clara motivación patriótica. Escrito en 1899 y revisado en 1900, trataba de movilizar el sentimiento nacionalista de la sociedad finlandesa de la época contra la revocación de la autonomía del Gran Ducado de Finlandia, que entonces pertenecía al Imperio ruso. Consiguió superar la censura zarista con diversas argucias, como “el despertar de la primavera finlandesa” o “sentimientos heroicos”, aunque siempre mantuvo su poderosa declaración triunfal.

Aunque «Maame» es el himno oficioso y es más popular entre la sociedad finlandesa, parte de la cual, no obstante, ha propuesto que sea la pieza final del poema sinfónico “Finlandia” la que cumpla con este cometido, en parte debido a que la música también se emplea en el himno nacional de Estonia con una letra muy similar.

«Maame» fue escrito en 1846 y publicado dos años después, en tiempos del nacionalismo romántico. En su origen está escrito en sueco por Johan Ludvig Runeberg y música del alemán Fredrik Pacius. Maame ganó pronto la aceptación general como expresión del sentimiento patriótico, después de que Paavo Cajander publicara su brillante traducción a finales del siglo XIX.

Letra en finés

Oi Suomi, katso, Sinun päiväs koittaa

Yön uhka karkoitettu on jo pois
Ja aamun kiuru kirkkaudessa soittaa
Kuin itse taivahan kansi sois
Yön vallat aamun valkeus jo voittaa
Sun päiväs koittaa, oi synnyinmaa

Oi nouse, Suomi, nosta korkealle
Pääs seppälöimä suurten muistojen
Oi nouse, Suomi, näytit maailmalle
Sä että karkoitit orjuuden
Ja ettet taipunut sä sorron alle
On aamus alkanut, synnyinmaa

Traducción al español

Oh, Finlandia, mira, tu luz matutina desnuda
y la noche se dispersó amenazante oscura y larga.
Escucha la voz del alerce con la noción de espacio mezclado
pronto un espacio lleno de canto jubileo
Ver que la noche se escapa y respira libremente
Tu mañana se ilumina, oh Patria.

Levántate, tierra nuestra, como te levantaste de la noche
El día que esperes, libre y abierta se reúnen
con la misma fuerza, con el mismo valor, se escindió
cuando la servidumbre que rompiste.
La opresión nunca se dobla a la tierra
Tu trabajo te espera, Patria.

Foto: Tiina Kokko / Yle   Video: HFK

Anterior artículo

Vicisitudes del castillo de San Andrés, arruinado desde 1895

Siguiente artículo

Un aeroplano vuela por primera vez sobre Caracas (1912)