Acontecer marítimoDestacado

Nuevas normas de la ISO para la adición de biocombustibles

La Organización Internacional de Normalización (ISO en inglés) ha publicado una nueva clase de especificaciones (grados de clase F) sobre la adición de mayores cantidades de biocombustibles a los productos destilados del petróleo para su uso como combustible marino. Es obligatoria la notificación del punto de enturbiamiento o punto de gel para el gasoil marino en sus grados normalizados actualizados.

No se han producido cambios en las normas sobre fuelóleo residual en la última edición de la ISO 8217, la norma internacional para los combustibles de uso marítimo, que se actualizó hace cinco años.

Dentro de las nuevas especificaciones, en los grados de clase F se permite hasta un 7% de éster metílico de ácidos grasos (FAME), un biodiesel que tiene varias propiedades físicas similares al diésel convencional, pero es biodegradable y no tóxico.

Según estimaciones del grupo de trabajo ISO 8216/8217, este mayor porcentaje permitirá que el diésel para automoción sin azufre (menos de 10 ppm de S) pueda incluirse en el grupo de destilados marinos. El biodiesel puede representar hasta el siete por ciento de la mezcla de combustibles para el transporte en Europa según la norma EN 590.

Las especificaciones del combustible destilado de tipo DMA existentes también se han vuelto más permisivas con el biodiésel, aumentado el límite a 0,50% en peso frente a un nivel sugerido de 0,10% de hace cinco años.

Foto: Ramón Acosta Merino

Anterior artículo

El segundo “Valle de Ibaizábal” (1981-1982)

Siguiente artículo

Alta velocidad en Semana Santa para viajar a Melilla