El mundo de la aviación

No hay acuerdo con los TCP’s de Ryanair y se mantiene la huelga

No hay entendimiento entre Ryanair y los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP’s) y se mantiene la huelga para los días 25 y 26 de julio. Situación que se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para la dirección de la aerolínea, que trata de amortiguar el impacto que ello supone a base de cancelar vuelos y reubicar pasajeros.

Se estima que la cancelación de unos cuatrocientos vuelos en dos días afectará a unos 80.000 pasajeros y no solo debido a la huelga de TCP’s españoles, sino también en quienes se suman desde las bases de Italia, Portugal y Bélgica. Hace tiempo que el malestar laboral anida en Ryanair, lo que también incluye a los pilotos y la aerolínea se defiende contraatacando y pone a relucir los salarios que paga a unos y otros.

Los TCP’s españoles de Ryanair, casi 1.500, demandan que sus contratos se rijan por la legislación laboral española y no por la irlandesa, que es donde tiene su sede la aerolínea. Se ha informado de que al menos un 75% de ellos están contratados a través de empresas de trabajo temporal, sin salario base y solo cobran por horas de vuelo. Ryanair trata de alcanzar un acuerdo con las centrales sindicales USO y SITCPLA, al igual que lo ha hecho con las homónimas de otros países europeos.  

El Ministerio de Fomento ha decretado servicios mínimos, que en el caso de las líneas con Canarias y Baleares deberán garantizar el cien por cien de los vuelos y hasta el 59% en los vuelos a ciudades peninsulares e internacionales con origen en España.

En cuanto a compensaciones económicas por las cancelaciones de los vuelos, fuentes de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) han señalado que, en función del vuelo, oscilan entre 250 y 600 euros; y que tiene carácter obligatorio, toda vez que Ryanair no ha avisado de las cancelaciones con quince días de antelación como mínimo. Esta información por parte de Ryanair, así como facilitar los impresos correspondientes, son de obligado cumplimiento. La OCU tiene disponible una página web en la que facilita información a los pasajeros afectados.

Foto: @twitter   

Anterior

Cambio de estatus en el mando del buque “Intermares”

Siguiente

Trasmediterránea incorpora el sistema de pago Amazon Pay