Acontecer marítimoDestacado

Navantia presenta los tres pilares de su plan estratégico

SEPI, Navantia y las federaciones sindicales con representación en la empresa naval han mantenido hoy el segundo encuentro de la mesa del Plan Estratégico 2018/2022. La reunión se ha centrado en los dos primeros pilares del Plan, el Comercial y el de Eficiencia Operativa y Astillero 4.0. El objetivo de Navantia consiste en reforzar la eficiencia y viabilidad de la compañía, potenciando su impacto sobre las áreas económicas donde se ubican sus astilleros. Por esta razón, ha diseñado un Plan con los ambiciosos cambios que necesita la empresa para adecuarse a las actuales condiciones del mercado, informa la empresa pública.

El Plan Estratégico se estructura en tres pilares fundamentales: Plan Comercial (ingresos), Plan de Eficiencia Operativa y Plan de Rejuvenecimiento de Plantilla. Este último incorpora un plan de formación y un nuevo marco laboral que permita el desarrollo de un convenio único flexible y competitivo.

El Plan de Eficiencia Operativa persigue mantener el nivel de ocupación en todos los centros, impulsado por un nuevo ciclo inversor del Ministerio de Defensa y los avances en la internacionalización de la Compañía, especialmente en Arabia Saudí y Australia.

Navantia aspira a una cartera próxima a los 11.000 millones de euros. Para ello, pretende incrementar los ingresos ejecutando los programas en vigor, impulsando la contratación en los ámbitos militar nacional y de exportación y desarrollando modelos de negocio/servicios con mayor valor añadido.

La primera línea de actuación será atender las necesidades de la Armada Española mediante la consolidación del Programa de Submarinos S-80, la construcción de Fragatas F-110, el buque BAM, grandes carenas de los submarinos y un buque de transporte de material.

En segundo lugar, la compañía impulsará la actividad en el ámbito militar de exportación, para lo que pretende la captación de los contratos con Arabia Saudí y Australia y la consolidación de la presencia internacional. Esta actividad militar de exportación presenta sinergias de I+D con la actividad militar nacional y ayuda a mantener las capacidades militares nacionales modernizadas.

Navantia incrementará la venta de servicios y fomentará nuevos modelos de negocio que presenten mejores márgenes e ingresos estables en el tiempo: reparaciones (donde destaca el mantenimiento de los destructores de la US Navy y los gaseros), Apoyo al Ciclo de Vida (ACV) y Transferencia de Tecnología (ToT) serán los objetivos principales. Se complementará con actividad civil, principalmente en el sector de Eólica-Offshore (Jackets), y en oportunidades rentables de construcción de buques civiles.

El Plan de Eficiencia Operativa busca mejorar los márgenes, potenciando la eficiencia de la Compañía mediante la reducción de costes y la optimización de los procesos. Navantia ya ha iniciado la reorganización de la Compañía, que trata de potenciar la visión del negocio con especial atención a la cuenta de resultados y la gestión por producto.

La excelencia operativa es un objetivo primordial, de ahí el avance esperado con la implantación del sistema de gestión operativa de Navantia (Timón) mediante la aplicación de sus principios fundamentales en los nuevos contratos: planificación y programación integrada, consolidación del diseño orientado a producción, gestión integral y ágil de la cadena de suministro, optimización de los procesos productivos, mejora continua y trabajo en equipo.

Otro punto clave será potenciar la transformación de los astilleros a partir de la digitalización como herramienta fundamental de sus procesos, productos y modelo de negocio, modernizando las instalaciones para los nuevos programas (Astillero 4.0).

Foto: Navantia

 

Anterior artículo

Estrenamos la sección “Protagonistas de la mar”

Siguiente artículo

El petrolero “Monte Udala” será entregado el 13 de marzo