DestacadoMarina Militar

Navantia oferta cuatro fragatas F-110 a la Marina de Grecia

Navantia ha presentado una oferta para la construcción de cuatro fragatas del programa F-110 para la Marina de Guerra de Grecia, así como la modernización de cuatro buques de la clase Hydra (Meko 200) y aportar dos buques adicionales como solución de transición. El interés de la Marina griega  supone un respaldo para el nuevo programa de Navantia y de la Armada española, de un buque que se sitúa a la vanguardia en su clase, con la incorporación de última tecnología.  

Navantia afirma que la fragata F-110 se caracteriza por su interoperabilidad con sistemas europeos y americanos, armamento de última generación y el uso del “gemelo digital” para la simulación operacional y la evaluación de riesgos a tiempo real. La empresa se compromete a la entrega de los buques en los plazos exigidos combinando la capacidad de diseño e ingeniería y de fabricación en España con la construcción, montaje y entrega en Grecia. Este programa pretende ser un motor de generación de empleo y crecimiento económico para ambos países en paralelo a la construcción de la F-110 para la Armada Española.

Navantia facilitará la consecución de acuerdos de innovación y transmisión de conocimiento entre ambas potencias mediterráneas, generando oportunidades para ambos ecosistemas. Esta propuesta afianza el liderazgo de Navantia en el panorama naval y de defensa internacional, consolidado como socio de exportación y transferencia de tecnología y “know-how” para países como Noruega, Australia o Arabia Saudí.

La oferta presentada a la Marina griega se inscribe en el Plan Estratégico de Navantia, que apuesta por reforzar la labor comercial para incrementar la contratación en el ámbito militar y, al mismo tiempo, fomentar la venta de servicios y nuevos modelos de negocio como el apoyo al ciclo de vida (ACV) y la transferencia de tecnología (ToT).

Foto: Navantia

Anterior artículo

Antonio Armas recibe la Medalla de Oro de Canarias 2021

Siguiente artículo

2030 – No ports, no business