DestacadoMarina Militar

Navantia entrega la primera corbeta para Arabia Saudí

Navantia entregará este jueves a la Marina Real de Arabia Saudí la primera de las cinco corbetas construidas en el astillero de San Fernando, de cuya factoría es la construcción número 546. Nombrada “Al Jubail” –numeral de costado 828–, ha superado satisfactoriamente las pruebas de mar en aguas de la bahía de Cádiz, así como las específicas de su condición de buque militar.

Las corbetas para Arabia Saudí están basadas en el diseño Avante 2200 y ha sido modificado para atender los requerimientos del contratante, con una capacidad de operación a elevadas temperaturas como en el Golfo Pérsico.

De 2.419 toneladas de desplazamiento estándar, mide 104 m de eslora y 14 m de manga y tiene alojamiento para 102 personas entre dotación y comandos. Está propulsada por un sistema CODAD, que le permite alcanzar una velocidad máxima de 24 nudos. El grueso de la electrónica instalada procede de Thales y combina armamento convencional con lanzadores de misiles RGM-84 Harpoon y torpedos, más una cubierta de vuelo y hangar para helicópteros. 

El acuerdo comercial entró en vigor en noviembre de 2018. En noviembre de 2020 se procedió a la botadura del primer buque de la serie, del que hoy se procederá a su entrega y le han seguido las botaduras de otros cuatro buques con una cadencia de cuatro meses entre ellos, lo que supone un hito en la historia del astillero.

El acuerdo incluye también un proceso de formación y capacitación en el Navantia Training Centre (NTC) de San Fernando para casi 500 tripulantes, así como el acuerdo de Navantia con SAMI (Saudi Arabian Military Industries) para una joint venture en Arabia Saudí. Se trata de una alianza que beneficia a Navantia y permite impulsar los programas de defensa en el país, reforzando su economía.

Navantia insiste en que se trata de una oportunidad excepcional para que la empresa pública española posicione sus sistemas integrados y soluciones tecnológicas avanzadas en el mercado árabe y su área de influencia, y está alineada con la estrategia de internacionalización de la compañía.

El contrato supone una carga de trabajo global de alrededor de siete  millones de horas y 6.000 empleos durante cinco años, de los que . más de 1.100 son empleos directos, 1.800 de la industria colaboradora (participan más de un centenar de empresas) y más de 3.000 indirectos generados por otros suministradores.

El programa, cuyo último buque deberá ser entregado en el año 2024, incluye además de la construcción, el apoyo al ciclo de vida durante cinco años, desde la entrega del primer buque, con opción a otros cinco años adicionales.

Firma de la recepción de la corbeta «Al Jubail»
La corbeta «Al Jubail», en pruebas de mar

Fotos: cedidas

Anterior

Binter cumple 33 años

Siguiente

“Haugesund Knutsen” recibe dos tanques para LNG en El Musel

1 Comentario

  1. Juan López
    31 marzo, 2022 at 8:19 pm — Responder

    Leo muchos comentarios en otros medios análogos pidiéndo este mismo modelo de buque para nuestra Armada . Yo considero personalmente que preferiría en su lugar un buque de prestaciones algo superiores como por ejemplo una fragata ligera ( Alfa 4000 MM o quizás la Smart 4000 ) , en lugar de esa corbeta o la del proyecto europeo EPC , ya que la capacidad inicial y de crecimiento entre ámbos tipos es meridianamente importante de cara a una operatividad funcional temporal que podría durar fácilmente las cuatro décadas de servicio activo .

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *