Acontecer marítimoDestacado

Murueta participa en el simulador Ecoqub de Gasnam

Gasnam presentó el pasado 13 de octubre su herramienta Ecobuq, un simulador que permite calcular el retorno económico y medioambiental de las medidas aplicadas en distintos tipos de buques para la descarbonización del transporte marítimo. Este proyecto ha contado con la colaboración de Naviera Murueta, COTENAVAL, Siport21 y el Foro Marítimo Vasco. Ha sido financiado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, dentro del programa de apoyo a las Agrupaciones Empresariales Innovadoras para contribuir a la mejora de la competitividad de la industria española.

Esta aplicación, que se encuentra disponible de forma gratuita en la página web de Gasnam, analiza las transformaciones necesarias para el uso de combustibles ecológicos, así como la aplicación de distintas alternativas de mejora de la eficiencia energética. El simulador permitirá especificar la rentabilidad económica y medioambiental, así como determinar un índice que relacione ambos conceptos para la evaluación de alternativas.

Este simulador permitirá calcular el índice de eficiencia energética aplicable a buques existentes (EEXI) y el índice operativo de la intensidad de carbono (CII) para un buque, en función de los distintos datos introducidos como variables (combustibles alternativos, sistemas de lubricación por aire, sistema de propulsión asistido por viento, paneles solares, sistemas de recuperación de energía residual, hélices de alto rendimiento, pinturas de baja resistencia, limitación de la potencia).

Desde el punto de vista económico, se han considerado datos de entrada como la inversión inicial, el importe a financiar, el tipo de interés, el plazo de amortización, la tasa de descuento, el consumo de combustible, el precio del combustible, la variación del precio del combustible, y otros posibles costes varios. También se han tenido en cuenta diversas variables como el mantenimiento o el coste de tripulación.

Foto: cedida

Anterior

CEPSA suministrará hidrógeno desde la bahía de Algeciras

Siguiente

La lava, imparable, destruye el centro del barrio de La Laguna