Acontecer marítimoDestacado

Motril se queda fuera del contrato marítimo de Melilla

Motril se queda fuera del contrato marítimo para las líneas de interés público entre Melilla, Málaga y Almería, cuya licitación aparece publicada en el BOE de ayer, jueves, por una duración de un año, desde el 1 de mayo de 2020 hasta el 30 de abril de 2021 y un importe de 3,5 millones de euros. Las ofertas de las empresas navieras interesadas habrán de presentarse hasta el 31 de enero próximo en la Dirección General de la Marina Mercante. El 3 de febrero se abrirán los sobres administrativos y el día 7 del mismo mes las ofertas económicas.

El pliego de condiciones establece una frecuencia mínima de siete rotaciones semanales en las líneas Melilla-Málaga y Melilla-Almería. Como prestaciones adicionales, la empresa adjudicataria reforzará la línea de Málaga durante los periodos vacacionales de Navidad (del 23 de diciembre al 7 de enero) y de Semana Santa (del viernes de Dolores al martes posterior al lunes de Pascua).

El contrato marítimo recoge que habrá dos buques de pasaje tipo ro-pax con las capacidades mínimas siguientes: 450 plazas para pasajeros de las cuales 200 serán en camarotes y 300 vehículos. Además, podrá transportar cuatro vehículos militares aislados de 50 toneladas de peso cada uno. Para ello, los espacios de carga rodada del buque deberán tener una resistencia mínima de diez toneladas por eje, una altura libre mínima de 3,5 metros, una longitud de 8,5 metros y una anchura de cuatro metros.

Los buques que cubran el servicio no podrán superar los 15 años de edad. No obstante, podrán admitirse buques de hasta 20 años de edad, siempre y cuando el licitador acredite que estos se encuentren en la actualidad empleados en los mismos tráficos, en ésta u otras áreas marítimas, prestando servicios de línea similares y de la misma intensidad que los del presente concurso, debiendo además acreditar estar en posesión de un sistema de gestión de calidad, certificado conforme la norma ISO 9001 u otro estándar equivalente, así como no haber sido objeto de detención por el París MOU en los últimos cinco años.

En el caso de sustitución de los buques adscritos al servicio debido a los reconocimientos y varadas obligatorias programadas de los mismos, el barco sustituto deberá cumplir, como mínimo, las mismas características del pliego de prescripciones técnicas y aquellas contenidas en la oferta presentada por el contratista que supongan una mejora cuantitativa sobre lo indicado en el pliego y que hayan sido puntuadas mediante los criterios evaluables mediante fórmulas.

La butaca turista tendrá un coste máximos de 30 euros y el camarote para cuatro personas que solo ocupe uno será de 110 euros, más las tasas portuarias. El resto de precios oscilan desde 45 euros por un camarote de cuatro personas ocupadas por cuatro viajeros; 58 euros por un camarote cuádruple ocupado por tres personas y 84 euros un camarote cuádruple ocupado por dos pasajeros. La butaca preferente costará 35 euros y si lleva un vehículo tipo turismo será de 80 euros.

Los menores de 12 años tendrán derecho a un 50% de descuento en los billetes y los jóvenes con carnet joven tendrá hasta un 20% si no superan los 30 años, además, los mayores de 60 tendrán un porcentaje de un 20% de rebaja en el coste del ticket.

La compañí́a adjudicataria deberá poner a disposición de los usuarios un sistema de venta de billetes, sin limitación de cupo, tanto a través de Internet como presencial, en el que los precios no deben exceder de las tarifas máximas, sin que se pueda imponer ningún recargo, salvo las tasas portuarias, por conceptos como gastos de emisión o gastos de tramitación.

Para evitar el bloqueo de plazas mediante reserva anticipada sin posterior uso de las mismas, impidiendo así su utilización por otros usuarios de este servicio de interés público subvencionado, la naviera podrá denegar la venta o reserva anticipada (entendiendo como tal la realizada con más de 24 horas de antelación a la del comienzo del viaje), a aquellos viajeros que hayan incurrido en ‘no show’ (no presentado) en los tres meses anteriores.

Los barcos van a tener que cumplir también con una serie de requisitos en cuanto al nivel de calidad: deberán tener un servicio médico de un facultativo colegiado; un servicio de seguridad privada, así como de cámaras de televisión en los lugares comunes que eviten actos de gamberrismo y un espacio diferenciado para el uso de mascotas. Los garajes deberán disponer de ascensores o elevadores para acceder a la sala de butacas y camarotes.

El buque que realice navegación nocturna, deberá tener abierto el autoservicio-cafetería al menos durante dos horas desde la salida del buque a la mar y al menos una hora antes de la llegada. En navegaciones diurnas, el servicio de cafetería prestará servicios durante toda la duración del viaje. En el resto del horario de las navegaciones nocturnas en que el servicio de cafetería esté cerrado, será sustituido mediante máquinas expendedoras de bebidas y alimentos.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anterior artículo

El buque-escuela ruso “Kruzenshtern”, en Tenerife

Siguiente artículo

La competencia en el remolque llega al puerto de Las Palmas