De la mar y los barcosDestacado

“Monte Toledo” (1974-1977), un hito de Naviera Aznar

A la historia de la construcción naval y de la Marina Mercante española pertenece el buque “Monte Toledo”, un hito notable en la historia de Naviera Aznar. Tuvo un gemelo llamado “Monte Granada” y ambos fueron, a su puesta en servicio –junto a los buques “J.J. Sister” y “Manuel Soto”, de Compañía Trasmediterránea– los mejores buques de su clase durante el corto periodo de tiempo en que pertenecieron a la histórica compañía vasca, etapa que corresponde a la presidencia de Eduardo Aznar y Coste (1920-1981)

La construcción de este buque, así como la de su gemelo citado y las de otros tres tipo ferry y tres rolones construidos en el astillero Juliana, en Gijón, obedecía a un plan para introducirse en las líneas regulares nacionales, aunque el objetivo no llegó a cuajar. Ello coincidió, además, con una situación de crisis grave en el sector y complicaciones financieras que lastraron la gestión de Naviera Aznar y conduciría pocos años después a su quiebra y desaparición. Jesús M. Valdaliso explica con detalle la situación vivida en su libro “La familia Aznar y sus negocios” (Ed. Marcial Pons, 2006).

Construcción número 129 del astillero Unión Naval de Levante (Valencia), el 3 de febrero de 1972 se procedió a la puesta de quilla y el 10 de marzo de 1973 resbaló por la grada con el ceremonial de costumbre. El 14 de febrero de 1974 realizó las pruebas de mar oficiales y el día 28 del citado mes se procedió a su entrega oficial a Naviera Aznar tras la celebración de las pruebas de mar y causó alta en la matrícula naval de Bilbao.

El 18 de marzo de 1974 –capitán, Leonardo Apraix– arribó en su primera escala al puerto de Santa Cruz de Tenerife, procedente de Londres, Vigo, Funchal y Santa Cruz de La Palma y al día siguiente continuó viaje a Las Palmas de Gran Canaria, La Coruña y Londres. Aquel día coincidió en el puerto tinerfeño con los trasatlánticos “Fairskay” y “Cristóforo Colombo”. A bordo viajaba el presidente de Naviera Aznar, Eduardo Aznar y Coste y también el director técnico de la compañía, Luis Lomo Martín, quien años después sería presidente de Compañía Trasatlántica, durante la etapa del INI.

Al igual que el buque “Monte Granada” se estrenó en la línea frutera y turística de invierno Liverpool-Canarias con escalas en La Coruña, Vigo, Funchal, Santa Cruz de La Palma, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria y Arrecife de Lanzarote, en la que competía con los “Black’s” de Fred. Olsen. Desde su incorporación y durante su existencia bajo bandera española, ambos barcos causaron sensación y alternaron en verano con la línea Ámsterdam-Southampton-Santander, así como también algunos cruceros ocasionales.

En mayo de 1977 los buques “Monte Toledo” y “Monte Granada” fueron vendidos a la compañía libia General National Maritime Transport Co. (GNMTC). Hubo tensiones con las tripulaciones y los sindicatos, pero la decisión final estaba tomada. Renombrados “Toletela” y “Garnata” –“Toledo” y “Granada” en árabe– enarbolaron bandera de Libia y durante un tiempo mantuvieron tripulaciones españolas, aunque la experiencia acabó en conflicto por deudas salariales, hasta que en octubre de 1980 les abonaron 125 millones de pesetas en concepto de atrasos desde 1979.

A partir de su incorporación a la compañía libia ambos buques frecuentaron puertos del sur de Europa –Italia, España, Malta, Grecia, Turquía…– y Marruecos, aunque a partir de 2001 comenzaron problemas con frecuentes detenciones debidas a deficiencias técnicas, lo que finalmente determinó su amarre.

En marzo de 2005 el buque “Toletela” se vendió a Dubai Coast Lines, siendo abanderado en St. Kitts & Nevis y renombrado “Rose 1”. Se trataba, en realidad, del último trámite previo a su desguace, pues en noviembre del citado año llegó a Alang (India), donde sería desmantelado. En 2004, el Grupo Ibaizábal recuperó los nombres “Monte Toledo” y “Monte Granada” para dos petroleros suezmax construidos en Japón, que estuvieron en servicio hasta 2012.

De 6.634 toneladas brutas, 2.574 toneladas netas y 3.713 toneladas de peso muerto, medía 151,47 m de eslora total, 21,10 m de manga, 13,37 m de puntal y 6,61 m de calado máximo. Podía alojar a 798 pasajeros en camarotes –ampliable a un millar en viajes cortos– y el garaje tenía capacidad para 272 automóviles. Dos motores MAN V8V40/54, con una potencia de 17.800 caballos sobre dos ejes y hélices de paso variable, le permitía mantener una velocidad de 21 nudos, aunque en las pruebas de mar alcanzó 23 nudos. Código IMO 7310557.

Foto: archivo de Laureano García Fuentes

Anterior

La terminal del aeropuerto de Los Estancos, en Fuerteventura

Siguiente

Trasmediterránea, firme garante del Plátano de Canarias

1 Comentario

  1. antartica
    30 marzo, 2022 at 12:12 pm — Responder

    Creo que con el «Monte Granada» (magnífico y elegante buque) la Naviera Aznar tuvo una intentona de establecer línea regular Valencia/Palma y que duró muy poco. Supongo que en aquella época intentar competir con Trasmediterránea sería algo así como Misión Imposible. Si no recuerdo mal, el atraque asignado fué el Transversal de Levante Exterior …… patético muelle de mercancía general, sucio y desagradable para pasaje. Lo único bueno que podría tener este muelle en su acceso y al Muelle de Levante era el que fué durante muchos años un restaurante icónico en el Puerto de Valencia, «José Mari», entonces con dos «ambientes», por el Este almuerzos populares y tempraneros para personal portuario (estibadores, consignatarios, agentes de aduana etc., etc., ) y por su puerta Oeste el magnífico restaurante que siempre fué, siempre con una excelente calidad en ambos. Este restaurante se trasladó en su momento a la Estación Marítima hasta su desaparición, en el Puerto, con motivo de las 32nd America´s Cup.
    Slds.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *