Acontecer marítimoDestacado

MOL prueba con éxito un buque portacontenedores no tripulado

La compañía japonesa Mitsui O.S.K. Lines (MOL) informa de que ha realizado con éxito la primera prueba de navegación de un buque portacontenedores no tripulado. El buque elegido ha sido el “Mikage” (IMO 9815367), operado por Imoto Lines, que navegó entre los días 24 y 25 de enero en una ruta preprogramada entre los puertos de Tsuruga, prefectura de Fukui y Sakai, prefectura de Tottori.

Para cubrir ese viaje se utilizó un sistema autónomo de control de operaciones diseñado por Mitsui E&S Shipbuilding y Fururo Electric, en el que se han tenido en cuenta variables como la posición y elementos de control del buque, viento, marea, corrientes y reglas de navegación.

También se ha considerado la proximidad de otros buques y los obstáculos en la ruta elegida, todo lo cual ha sido incorporado a un sistema integrado de navegación autónoma, midiendo y mostrando posiciones, velocidad, uso del radar, tipos de buques próximos, localización de accidentes geográficos, cámaras y AIS.

MOL informa de que el buque también realizó una maniobra de atraque y/o desatraque autónomo utilizando un sensor desarrollado por Furuno Electric, que calcula y muestra visualmente las distancias precisas y los ángulos relativos entre el muelle y el casco del buque a partir de un sistema denominado Lidar, en el que se combina una brújula satelital y una cámara.

Otro elemento ha sido el “amarre automatizado”, para lo que se utilizó un dron, sustituyendo en la maniobra de lanzamiento de los cabos hasta el noray al marinero de turno.

La prueba forma parte del proyecto de buque no tripulado “Meguri2040”, dirigido por The Nippon Foundation, que recientemente también realizó pruebas en un car carrier no tripulado. La próxima prueba será con el ferry costero “Sunflower Shiretoko”, el próximo mes, en la ruta Tomakomai-Oarai.

Además de MOL, Imoto Lines, Furuno-Electric y Mitsui E&S Shipbuilding, en el proyecto también participan A.L.I. Technologies, MOL Ferry Co. y MOL Marine & Engineering Co.

El dron «portacabos» inicia su vuelo de demostración

Fotos: MOL

Anterior

Plus Ultra reanuda en febrero los vuelos Madrid-Caracas

Siguiente

Vuelca un remolque en la línea de carga Tánger Med-Algeciras

4 Comentarios

  1. Juan Cardenas
    27 enero, 2022 at 10:19 am — Responder

    Esto no es nuevo,a mediados de los años setenta del pasado siglo y comienzo de la navegación por satélite,Toyota hizo una prueba con uno de sus buques semifactoria ( En navegación de Japón a EEUU terminaban de ensamblar los automóviles) cruzando el Pacífico sin problemas, eso sí, con tripulación a bordo.Todo hoy es posible,lo que resultaría menos posible es resolver un problema en la máquina cuando aparezca ,o capear un temporal cuando se haga necesario.Con tripulación a bordo ya se cuentan por miles los contenedores que caen al mar…De cualquier forma son las compañías aseguradoras las que deben tener la última palabra.Para los que no conocen la mar y sus efectos,quizá le resulte incomprensible que resulta mucho más fàcil viajar a la luna que cruzar el Atlántico Norte en invierno con el buque cargado de contenedores…

  2. Felipe
    27 enero, 2022 at 6:54 pm — Responder

    No sabremos si es marero.

  3. Jose
    28 enero, 2022 at 1:11 am — Responder

    Qué pasará con todos los marinos, oficiales, personal de cocina, etc?? Creo que mucha gente quedará desempleada, y más pesar da el hecho de que la mayoría de los marinos son de países en dónde no hay trabajo o es muy mal pagado, como el caso de Filipinas. Mientras que los dueños de barcos son de países ricos como Noruega, Alemania, Japón entre otros. No hay duda que la tecnología no ha sido usada para acabar con la desigualdad, al contrario cada vez se abre más esa brecha y los beneficiados de los avances tecnológicos son los ricos

  4. Juan Cardenas Soriano
    28 enero, 2022 at 11:45 am — Responder

    Esto es una consecuencia más los nefastos efectos de los nuevos tiempos la «globalización» ,mediante la cual se aumenta la pobreza de muchos en detrimento del descomunal enriquecimiento de pocos. Maersk, por ejemplo, cerró el ejercicio pasado con unos beneficios que cuadruplicaron los del año anterior y en un ataque de generosidad han tenido el detalle de gratificar a sus más de 115.000 empleados con una gratificación en navidades de 1000 euros; no obstante siguen reduciendo personal en muchos de sus centros y las tripulaciones reducidas a la máxima expresión…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *