De la mar y los barcosDestacado

“Mercedes del Mar”: vicisitudes de un barco de Iscomar

Hace unos días, cuando en puentedemando.com publicamos la noticia de que el veterano “Duba Bridge” había llegado al final de su vida marinera y en breve pasará a engrosar la lista del desguace de Aliaga (Turquía), nos vino a la memoria la etapa de seis años, entre 2004 y 2010, en que perteneció a Iscomar con el nombre de “Mercedes del Mar” y la más reciente de 2018 en que estuvo fletado por Balearia. Etapa en la que pertenecía a Adriatic Lines y en los últimos meses había estado fletado por la naviera egipcia United Maritime Egypt.

Arrastrado por los acontecimientos que sacudieron al Grupo Contenemar –e Iscomar entre sus empresas–, el ferry “Mercedes del Mar” fue embargado en diciembre de 2009 y subastado en enero de 2010, siendo entonces adquirido por la compañía griega European Seaways Inc. y abanderado en Malta con el nuevo nombre de “Bridge”. Desde Valencia hizo viaje a El Pireo  para realizar una serie de reformas antes de su incorporación a la línea Bari-Durres, en aguas del Adriático.

Hasta entonces, los últimos meses habían sido muy duros para los tripulantes de éste y de otros buques del Grupo Contenemar, a consecuencia de la situación concursal en la que derivó la gestión empresarial de los últimos años, tanto por problemas de régimen interno –se hablaba de importantes deudas contraídas con diversos sectores y entidades– como por la crisis que sacudía el transporte marítimo internacional y nacional.

En el caso del buque “Mercedes del Mar” –inscrito en la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife–, sus tripulantes se encontraban en huelga indefinida desde comienzos de agosto de 2009 con el buque amarrado en el puerto de Valencia, al no haber cumplido la empresa con el pago de los salarios pendientes. A mediados de octubre, el buque se encontraba sin combustible para mantener los servicios esenciales y el día 22 del citado mes se desató un temporal de poniente, que rompió amarras, siendo necesario el auxilio de un remolcador evitando así males mayores.  

El citado buque figuraba como propiedad de la sociedad Meykel, que mantenía una deuda con la entidad Sa Nostra de Inversiones, rama financiera de la Caixa Sa Nostra, estimada, según fuentes sindicales, en unos cinco millones de euros. En aquel momento, otros buques del Grupo Contenemar –“Isabel del Mar”, “Julia del Mar” y “Teresa del Mar”– permanecían en igual situación y amarrados en Barcelona, mientras que otros buques –“Catalina del Mar”, “Gracia del Mar” y “Gala del Mar”– habían hecho su último viaje camino del desguace.

Construido como buque de carga rodada por encargo de la compañía estatal The Australian National Lines (ANL) en el astillero New South Wales Government Engineering & Shipbuilding Undertaking, en Newcastle (Australia), el 8 de noviembre de 1975 se procedió a su botadura con el nombre de “Bass Trader” y en julio de 1976 se estrenó en la línea Queensland-Sydney-Tasmania.

Así transcurrieron algo más de veinte años, hasta que en diciembre de 1996 el buque fue adquirido por la compañía griega Strintzis Line y abanderado en Chipre con el nuevo nombre de “Ionian Bridge”. En los astilleros de Perama fue transformado en buque de pasajeros, añadiéndole una nueva superestructura, aunque los trabajos se vieron alterados como consecuencia de un incendio declarado a bordo el 22 de abril del citado año. Dos meses después se estrenó en la línea Brindisi-Igoumenitsa y en 1999 se vendió a Blue Ferries y recibió el nuevo nombre de “Blue Bridge”, manteniendo el servicio en la citada línea.

En abril de 2004 fue adquirido por la sociedad española Meykel S.L.,  entrando en servicio en mayo siguiente renombrado “Mercedes del Mar”, enarbolando la contraseña de Iscomar y siendo adscrito a la línea Barcelona-Palma de Mallorca.

El 21 de agosto de 2005 se convirtió en noticia en los titulares de los medios de comunicación, al saltar por la borda un pasajero que fue rescatado por otro buque, pero la declaración de éste de que también habían saltado otros dos pasajeros obligó a un operativo de búsqueda y rescate que resultó ser un fraude, lo que provocó acciones legales contra el infractor.

El 19 de marzo de 2008 un helicóptero de Salvamento Marítimo localizó el cuerpo sin vida de un pasajero de origen marroquí que se había arrojado al mar desde la cubierta de este buque cuando se encontraba a unas cinco millas al norte de Ibiza. Salvamento Marítimo contó con la ayuda del ferry “Zurbarán”, de la flota de Trasmediterránea, que cubría la ruta Palma-Valencia y al recibir la petición de ayuda del capitán del “Mercedes del Mar” alteró su viaje para colaborar en las tareas de búsqueda y rescate. La tripulación del citado buque localizó el aro salvavidas pero no había rastro alguno del pasajero.

De 16.537 toneladas brutas,  9.900 toneladas netas y 4.050 toneladas de peso muerto, mide 141,97 m de eslora total, 23,42 m de manga, 15 m de puntal y 6,18 m de calado máximo. Dispone de capacidad para 635 pasajeros, 400 coches y 1.230 metros lineales de carga rodada y está propulsado por dos motores Kawasaki-MAN R9V 52/55, con una potencia de 18.000 caballos que accionan dos hélices y le permitía mantener una velocidad de 18,5 nudos. Código IMO 7356252.

Aspecto original de su primera etapa como "Base Trader"
Aspecto original de su primera etapa como «Base Trader»
El ferry "Mercedes del Mar", en su etapa de Iscomar
El ferry «Mercedes del Mar», en su etapa de Iscomar
En su última etapa fletado por Balearia
En su última etapa fletado por Balearia

Fotos: Manuel Aguilera PanaderoGordy (shipspotting.com) y Manuel Hernández Lafuente (shipspotting.com)

Anterior

Una pantera de Loro Parque retrasa un vuelo de Iberia

Siguiente

Nueva etapa para el veterano “Nôs Ferry Mar d'Canal”