Acontecer marítimoDestacado

Mejora la situación en el “Cheshire”, que no emite humos

Ha mejorado la situación que rodea al bulkcarrier británico “Cheshire”, que se encuentra remolcado a unas 50 millas al suroeste de Gran Canaria, después de que prácticamente se haya extinguido la combustión y haya dejado de emitir gases tóxicos a la atmósfera. Lo cual, de mantenerse así, permitirá que los técnicos de Resove Marine, la empresa contratada por Bibby Line, puedan subir a bordo, lo que se espera sea factible en las próximas horas.

Cuando ello sea posible, habrá que determinar el estado general del buque, en especial la estructura del casco que ha estado sometida a altas temperaturas durante casi dos semanas y las deformaciones que haya podido ocasionar, así como la superestructura y la sala de máquinas, para determinar si puede navegar por sus propios medios. No parece que la intención del armador sea llevar el buque al puerto de Las Palmas, como inicialmente se había estimado, informa la edición digital de La Provincia

Foto: Salvamento Marítimo 

Anterior artículo

El buque “Queen Nefertiti” entra en la línea Tánger Med-Algeciras

Siguiente artículo

La fragata ARA “Libertad”, por el canal de Juan Prim