El mundo de la aviación

María del Carmen Vázquez, azafata de Spantax y voz de Iberia

María del Carmen Vázquez San Luis, en la foto, formaba parte de la tripulación que volaba el 16 de septiembre de 1966 en el avión Douglas DC-3 de Spantax (EC-ACX) que cayó al agua en la costa de El Sauzal, en vuelo regular de Iberia entre los aeropuertos de Los Rodeos y Buenavista (La Palma). A ella le correspondió la gran responsabilidad de coordinar el abandono de los pasajeros de la aeronave que acabaría hundiéndose en cuestión de minutos.

Once pescadores samaritanos de la mar, que advirtieron la situación, se acercaron hasta las proximidades y su ayuda resultó decisiva para el final feliz del accidente, en el que perdió la vida el pasajero Fernando Izquierdo Afonso, juez de paz de la localidad tinerfeña de La Victoria de Acentejo, que no pudo abandonar el avión presa de los nervios, a pesar de los intentos del comandante Eugenio Maldonado. Su cuerpo sería rescatado por un buzo y se le dio cristiana sepultura en el cementerio de La Victoria.

Después de esta experiencia, María del Carmen Vázquez San Luis ingresó en Iberia y el resto de su vida profesional trabajó en el aeropuerto de Los Rodeos. Durante años escuchamos su característica voz por la megafonía informando de la salida de los vuelos, que acabó convirtiéndose en algo familiar hasta su jubilación. Luego regresó a su Galicia natal y allí transcurrieron unos años de paz y tranquilidad, hasta su fallecimiento el 11 de septiembre de 2011. Descanse en paz. 

Foto: vía Enrique Vega Bencomo

Anterior artículo

Cepsa garantiza su producción esencial de productos básicos

Siguiente artículo

Unos cien mil tripulantes esperan relevos mensuales