El mundo de la aviación

Mallorca tiene una deuda pendiente con Spantax

Los gobernantes de Baleares y, en especial, los de Mallorca y quienes están directamente relacionados con Patrimonio y Turismo mantienen una deuda pendiente con la historia del chárter que tanto ha significado en el desarrollo y la economía del archipiélago. Con el turismo que llega por vía aérea y con la memoria histórica de una aerolínea extraordinaria que se llamó Spantax y que tuvo su sede operativa en Palma de Mallorca.

Es una deuda que se ha prolongado excesivamente en el tiempo y que ha conocido algunas vicisitudes que necesariamente tienen que superarse en un contexto de armonía y decisión. Una deuda de la que también es corresponsable AENA, de quien cabría esperar más interés. Nos referimos al avión Convair CV990A de Spantax (EC-BZO), que permanece abandonado desde la quiebra de la aerolínea en un rincón del aeropuerto palmesano.

Los esfuerzos del colectivo Amics de Son San Joan, que mantiene viva la llama de la ilusión de la restauración del emblemático avión y que ha demostrado fehacientemente su interés y capacidad por su conservación, bien merece un respaldo sin fisuras y una decidida actitud de apoyo público. Es precisa una decisión definitiva para que el proyecto, convenientemente respaldado con criterios museísticos y puesta en valor patrimonial, se convierta en todo referente nacional que tiene su punto de origen y partida en Palma de Mallorca.

Foto: Javier Rodríguez

Anterior artículo

Suardíaz vende el buque rolón “Iván” a una naviera de Malta

Siguiente artículo

La comunidad “The World” prolonga su estancia en Tenerife