Acontecer marítimoDestacado

Los secuestros en el golfo de Guinea aumentan un 40%

Los ataques piratas a buques mercantes siguen aumentando, según las cifras de la edición más reciente del informe trimestral de la Oficina Marítima Internacional (IMB) de la Cámara de Comercio Internacional (ICC). En particular, los secuestros en el golfo de Guinea durante los primeros nueve meses de este año crecieron un 40% respecto al mismo periodo de 2019.

Dicho informe recoge un total de 132 incidentes de piratería y robos a mano armada de enero a septiembre de 2020, frente a 119 registrados en el mismo período el año pasado. De estos 132 ataques, 112 fueron buques abordados, seis recibieron disparos con armas de fuego, dos fueron secuestrados —ambos en el golfo de Guinea— y se intentaron otros doce ataques.

Un total de 85 tripulantes fueron secuestrados y retenidos para pedir un rescate. De ellos 80 fueron capturados en los 14 ataques reportados en aguas de África occidental, en las costas de Nigeria, Benin, Gabón, Guinea Ecuatorial y Ghana. Según el IMB, en esta zona los piratas están secuestrando grupos cada vez mayores de marinos y a mayor distancia de la costa.

Durante los primeros nueve meses de 2020, se han notificado 134 casos de agresión, lesiones y amenazas a marinos en todo el mundo. Estos incidentes incluyen los mencionados 85 secuestros, y otros 31 miembros de tripulaciones retenidos como rehenes a bordo de sus buques.

Para el director de IMB, Michael Howlett, “las tripulaciones de los buques ya se están enfrentando a presiones excepcionales debido a la pandemia del COVID-19 y el riesgo de piratería o de robo a mano armada es un estrés adicional”. Howlett alentó además a todos los estados costeros y las instituciones de cooperación regionales a asumir la responsabilidad de mantener la seguridad marítima dentro de sus ZEE “para lograr un comercio y mares más seguros».

La última edición del informe sobre piratería de IMB incluye un agradecimiento especial a las autoridades nigerianas, en particular a la Armada de Nigeria y la Agencia de Seguridad y Administración Marítima de Nigeria (NIMASA), que “continúan proporcionando información oportuna, acciones y una valiosa cooperación entre las agencias”.

IMB insta a todos los capitanes y operadores de buques que informen al Centro de Notificación de Piratería de IMB de cualquier ataque a sus buques o tripulaciones.

Foto: @twitter

Anterior artículo

Estreno del metanero polar “C. de Margerie” en Reganosa

Siguiente artículo

Jesusa Terradillos, primera azafata de AVIACO (1948-1953)