Acontecer marítimoDestacado

Los desaparecidos del “Euroferry Olympia” son todos camioneros

Fuertes vientos desatados ayer en la zona donde sigue ardiendo el ferry italiano “Euroferry Olympia” han complicado las labores de extinción del incendio iniciado la madrugada del pasado 18 de febrero. El fuego, el humo denso y las altas temperaturas han impedido que los equipos de rescate griegos hayan podido acceder al interior del buque.

La prensa italiana informa de que la mayoría del pasaje se ha salvado después de que el capitán del buque diera la orden de abandono, aunque en el recuento faltan entre nueve y doce pasajeros, según las fuentes, que son todos varones y camioneros ciudadanos de Bulgaria, Grecia, Turquía y Lituania, algunos de los cuales prefirieron dormir en las cabinas de sus vehículos.

Otros dos polizones (un búlgaro y un afgano) que se encontraban en el garaje fueron evacuados por un helicóptero, aunque el primero se encuentra en estado crítico en el hospital general de Corfú.

Por lo que se ha informado, oficialmente a bordo del buque “Euroferry Olympia”, que cubre la línea Igoumenitsa-Brindisi, viajaban 239 pasajeros y 51 tripulantes. Se estima que el incendio comenzó en la cubierta número 3 cuando se encontraba a 10 millas al N de Corfú. Según el manifiesto de carga, embarcaron 153 camiones y 25 vehículos ligeros.

No se ha producido derrame de combustible, por lo que se espera remolcar el buque a puerto seguro –ahora se encuentra al norte de Corfú– para descargar el contenido de los tanques. Tampoco peligra la estabilidad, pero debido a la gravedad de los daños, lo más probable es que el buque sea desguazado.

El Servicio de Guardacostas Griego ha descrito el siniestro del buque “Euroferry Olympia” como el más grave ocurrido desde 2014, cuando se produjo el incendio del ferry tipo Visentini “Norman Atlantic” en aguas del Adriático y se saldó con 22 muertos.

Sin embargo, otro incendio en un buque tipo Visentini, caso del “Sorrento”, fletado por Trasmediterránea, tuvo mejor final. Una semana antes del siniestro, la tripulación había realizado un ejercicio de abandono. Cuando se produjo la crítica situación entre Palma y Valencia, el papel del mayordomo y del sobrecargo resultaron determinantes y el buque se evacuó sin daños personales.

Foto: Servicio de Guardacostas Griego

 

Anterior

Fred. Olsen presume de su papel en las emergencias de Canarias

Siguiente

Varada del emblemático ferry “Juan J. Sister” en Gibdock

3 Comentarios

  1. Pep
    20 febrero, 2022 at 12:26 pm — Responder

    Grimaldi debería apartar el EUROFERRY EGNAZiA, para la buena imagen y servicio,los pasajeros en el sector de Baleares no tardarán en huir de los servicios que realiza dicho buque carguero y no ROPAX.

  2. Juan Cardenas Soriano
    23 febrero, 2022 at 5:42 pm — Responder

    Está prohibido quedarse en los garajes…
    Todos los pasajeros deben de estar registrados, por tanto se debe saber quienes son los desaparecidos..
    Los enchufes de camiones para alimentar los reefers se montan en muchos casos, sin control y sin tener en cuenta las posibles sobrecarga eléctrica en líneas y generadores del buque ,con las consiguientes consecuencias.
    Los motores eléctricos de los compresores de los camiones se alimentan a 440 V. por tanto los aislamientos han de ser perfectos , extremo este al que no se le suele prestar la debida atención .Son muchos los accidentes de este tipo, a los que las aseguradoras han de hacer frente..

  3. Juan Cardenas Soriano
    23 febrero, 2022 at 8:20 pm — Responder

    IMO debe de «ponerse las pilas» y tratar de poner coto a este reiterativo tipo de accidentes con la colaboración de las sociedades de clasificación y las autoridades marítimas competentes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *