Armada Española y Marina MilitarDestacado

Los buques LPD “Galicia” y “San Giusto”, en Tenerife

En el marco de las maniobras militares Gruflex-18, este fin de semana permanecerán en el puerto de Santa Cruz de Tenerife los buques LPD “Galicia” (L-51) y “San Giusto” (L 9894), de la Marina de Italia. Se han organizado jornadas de puertas abiertas mañana, sábado y la mañana del próximo domingo, para el público que desee visitarlos. En el caso del buque italiano, que ha sido recibido por el cónsul de Italia y decano del Cuerpo Consular, Silvio Pelizzolo, tiene especial interés para la numerosa colonia italiana residente en Tenerife. Lo mismo se hará en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, donde se encuentran los buques LHD “Juan Carlos I” (L-61) y la fragata “Álvaro de Bazán” (F-101).

En total, como se ha informado, ocho buques de superficie, un submarino, 25 aeronaves, más de 150 vehículos y unos tres mil militares de cuatro países (España, Italia, Portugal y EE.UU.) participan en las maniobras Gruflex-18, el ejercicio aeronaval más importante en el que interviene este año la Armada española, con la intervención del Ejército de Tierra y Ejército del Aire. Se trata de un adiestramiento del Grupo de Acción Naval 2 y de la Brigada de Infantería de Marina, que se desarrolla entre los días 11 y 23 de noviembre entre Canarias y Cádiz. Las maniobras están dirigidas por el almirante de la Flota, Manuel Garat Caramé.

LPD “Galicia” (L-51)

El buque LPD “Galicia” (L-51) -comandante, capitán de navío Manuel Aguirre Aldereguía– es el cabeza de serie de dos unidades que tiene la Armada española, resultado de un proyecto conjunto entre Izar, que así se llamaba entonces Navantia y el astillero holandés Damen De Schelde Naval Shipbuilding B.V., que construyó igual número de unidades –“Rotterdam” (L 800) y “Johan de Witt” (L 801)– para la Armada Real de Países Bajos, aunque con algunas diferencias entre ellos. Construidos en el astillero de Ferrol, el buque “Galicia” fue entregado en 1998 y el buque “Castilla” (L-52), en 2000.

Disponen de un dique inundable a popa que permite el embarque y desembarque de vehículos anfibios (seis lanchas ligeras o cuatro pesadas LCM-1E), un garaje para 33 carros de combate o 170 vehículos blindados y una plataforma para la operativa de cuatro helicópteros pesados o seis de tipo medio NH-90. Puede transportar un batallón de Infantería de Marina con un máximo de 600 efectivos y sus equipos completos –que son 400 en el buque “Castilla”, debido a su condición de buque de mando y control, en el que embarca el cuartel general de alta disponibilidad de la OTAN– e incorpora un arsenal para munición naval, incluidos 30 torpedos, así como quirófano, hospital de campaña y laboratorio.

Con un desplazamiento de 13.815 toneladas a plena carga, mide 160 m de eslora total,  25 m de manga, 16,80 m de puntal a la cubierta principal y 5,90 m de calado máximo. Dispone de dos plantas propulsoras formada cada una por dos motores diésel Bazán Caterpillar 3612, que suman una potencia de 22.000 caballos acoplados a sendas reductoras que accionan dos ejes y hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de 20 nudos. A velocidad económica de 12 nudos tiene una autonomía de seis mil millas. En estos aspectos también existen diferencias con los buques holandeses, así como en el armamento y la electrónica instalada, en su mayor parte de producción nacional.

LPD “San Giusto”

El buque LPD “San Giusto” (L 9892) –comandante, capitán de navío Andrea Silenzi– es el tercero de la clase San Giorgio y posee algunas modificaciones respecto de los dos precedentes, “San Giorgio” (L 9893) y “San Marco” (9894), fruto de la experiencia obtenida dado que existe una apreciable diferencia de edad, ya que los dos primeros fueron entregados en febrero y mayo de 1988 y el que nos ocupa, seis años después.

Todos ellos, así como un cuarto buque para la Marina de Argelia nombrado “Kalaat Beni-Abbes” (474), entregado en septiembre de 2014, han sido construidos en el astillero Fincantieri, factoría de Riva Trigoso y en el caso de los tres italianos tienen su base en el arsenal de Brindisi. La quilla del buque “San Giusto” fue puesta en grada el 19 de agosto de 1991, botado el 23 de octubre de 1993 y entregado el 14 de abril de 1994.

De 7.960 toneladas de desplazamiento máximo, mide 133,30 m de eslora y 20,50 m de manga. Tiene propulsión diésel convencional, formada por dos motores GMT A420.12, que suman una potencia de 16.800 caballos sobre ejes independientes y puede alcanzar una velocidad máxima de 21 nudos. A velocidad económica de 16 nudos tiene una autonomía de 7.500 millas.

En cuanto a medios anfibios, puede embarcar dos LCVP, tres LCM y 30 APC tipos VCC-1 y LVTP-7, así como treinta tanques de tipo medio ó 36 vehículos anfibios de diferentes clases. No dispone de hangar, aunque puede bajar helicópteros AB-212 a la cubierta de carga y en la cubierta de vuelo tiene tres tomas para las operaciones de tres helicópteros Sea King SH-3D o cinco AB-212. Equipos y sensores de navegación, superficie-aire y dirección de tiro, así como guerra electrónica son de tecnología propia. Además de 163 tripulantes en circunstancias normales, puede embarcar 350 infantes de Marina con sus equipos completos.

El buque LPD italiano "San Giusto", en la maniobra de entrada al puerto tinerfeño
El buque LPD italiano “San Giusto”, en la maniobra de entrada al puerto tinerfeño

Fotos: Sergio Hernández de León y Perdomo

 

 

Anterior artículo

Bombardier se desprende de la producción del avión Dash-8

Siguiente artículo

El submarino ARA “San Juan”, localizado a 800 m de profundidad