De la mar y los barcosDestacado

Los barcos de Ensidesa: “Lingote” (1963-1978)

Del tipo X del Plan de Nuevas Construcciones de la Empresa Nacional Elcano de la Marina Mercante se construyeron tres buques, el último de los cuales era una versión modificada de los dos precedentes –“Arrabio” y “Ensidesa”–, proyectados para el transporte de mineral para “la fabricona” de ENSIDESA en Avilés. Dos buques del mismo programa, X-3 y X-4, fueron cancelados, cuando Elcano centró su estrategia en la construcción de bulkcarriers de mayor capacidad.

El tercero de los buques recibió el nombre de “Lingote” (X-5) y era algo mayor, con 5.355 toneladas de registro bruto y 7.754 toneladas de peso muerto, en un casco de 125 m de eslora –116,25 m de eslora entre perpendiculares–, 15,68 m de manga, 9,40 m de puntal y 7,71 m de calado máximo. Una de sus características mas destacadas era el dimensionamiento máximo de las escotillas, lo que permitía situar la carga en casi toda la superficie de la bodega, equipado con ocho plumas de cinco toneladas cada una. Estaba propulsado por un motor Elcano-Gotaverken 520/900 VGS-7U, de siete cilindros, sobrealimentado y de 3.500 caballos de potencia sobre un eje, que le permitía mantener una velocidad de 13,5 nudos, aunque en pruebas de mar alcanzó 14,6 nudos. Código IMO 5209118.

Construcción número 32 del astillero de la Empresa Nacional Bazán en San Fernando, Cádiz, el 12 de diciembre de 1962 se procedió a la botadura del nuevo buque con el ceremonial acostumbrado y el 20 de julio de 1963 se entregó a la Empresa Nacional Elcano, iniciando su vida comercial pintado de un color ocre rojizo e inscrito en la matrícula naval de Cádiz. A su estreno tenía una tripulación de 32 hombres, de los cuales doce eran oficiales de cubierta, máquinas y radiotelegrafista y el resto maestranza y subalternos.

Desde su estreno estuvo al servicio de las necesidades de ENSIDESA, cargando mineral de hierro procedente de Sierra Menera en el cargadero de Almería y en Huelva. Las cargas en el puerto de Marbella se suspendieron tras producirse la tragedia del buque “Ensidesa”, que al parecer había cargado mineral con mucha agua. Luego, las cargas de tochos, bobinas y otros productos siderúrgicos se transportaban del norte de Europa a Sagunto y también se hicieron viajes a La Spezia, Italia.

Luis de la Puente-Ape, oficial de cubierta, recuerda que en su última época con Elcano el buque “Lingote” “tenía los dobles fondos dañados y con gran cantidad de mineral imposible de sacar, problemas en las bombas de achique y los molinetes, de modo que en caso de fondeo virar era un problema, hasta el punto de que atracábamos en el puerto de Almería mientras esperábamos turno para ir al cargadero. Teníamos prohibido por Elcano ir en lastre por la costa de Portugal y cuando desembarqué para incorporarme a la construcción de los petroleros en Cádiz, se pensaba en desguazarlo, pues andaba muy mal de radar y otros equipos y en el puente había que cambiar hasta la magistral”.

Después de 15 años al servicio de Elcano, en 1978 se vendió a Naviera Peninsular y un año después recibió el nombre de “Kamchatka”. Entonces fue reformado suprimiéndole los palos y los puntales y estuvo dedicado a cargas de mineral. En el final de sus singladuras, una década después acortó su nombre a “Kamcha”, siendo abanderado en St. Vincent y en septiembre del citado año acabó su vida marinera desguazado en Chittagong.

Bibliografía:

Díaz Lorenzo, Juan Carlos (2006). Empresa Naviera Elcano. Seis décadas de historia. pp. 315-316. Empresa Naviera Elcano, Madrid.

Foto: vía Jorge Rodríguez Suárez

 

Anterior artículo

Lufthansa negocia la compra de TAP Air Portugal

Siguiente artículo

La terminal de Tánger Med, cada vez más cerca de Algeciras