El mundo de la aviación

Los afectados del Boeing B-737 Max pedirán indemnizaciones

Boeing tiene un lío monumental con la parada forzosa de sus aviones Boeing B-737 Max, pendiente de que se resuelva la investigación y se le autorice de nuevo a volar. No solo es cuestión de imagen, sino de pérdidas e indemnizaciones millonarias que afectarán directamente al fabricante aeronáutico norteamericano y que se estima en unos 100 millones de dólares mensuales, según los analistas del sector. A ello se añade la escasez de aviones de la misma capacidad para suplir a los afectados, ya que no hay disponibilidad inmediata en el mercado.

SpiceJet y Norwegian han dicho que pedirán una compensación económica a Boeing por las pérdidas y los costes adicionales que les está provocando esta situación. La primera es una “low cost” india que ha tenido que paralizar sus 13 aviones Boeing B-737 Max 8, y Norwegian, que tiene dificultades financieras, lo propio con la parada de 18 aviones del citado modelo.

La lista es más larga: Southwest Airlines, Air Canada, United Continental, Ryanair, Norwegian, Westjet, Air China, China Southern Airlines, China Eastern Airlines y Lion Air, entre otras, también se ven salpicadas por la situación, aunque la más afectada es Norwegian.

Mientras tanto, Boeing trata de ganar tiempo y dijo este fin de semana que está próximo a completar la actualización del software de su modelo 737 Max 8, para corregir los errores que se han producido en su sistema de control de vuelo automático, así como una revisión en el entrenamiento de los pilotos.

Foto: Oleg V. Velyakov

Anterior artículo

De Almería a Ghazaouet y de Motril a Nador y Al Hoceima

Siguiente artículo

Existe riesgo de que lleguen manchas del “Grande América”