Acontecer marítimoDestacado

Lo que no sirve en Melilla, vale para la línea Denia-Ibiza

Balearia contradice su discurso de modernidad y eficiencia con el flete del buque de propiedad egipcia “Duba Bridge”, abanderado en Chipre, un barco que tiene nada menos que 42 años de vida marinera y lo tiene alquilado para refuerzo de verano. Su desastroso estreno en la línea Málaga-Melilla hizo que moviera ficha con inusitada rapidez, sustituyéndolo por el buque “Denia Ciutat Creativa” y como los políticos y el público ibicenco parece menos combativo y exigente que el melillente, Balearia lo ha metido sin aparente oposición en la línea Denia-Ibiza de lunes a jueves y Denia-San Antoni los fines de semana. 

Debe estar complicado el mercado de fletes de este tipo de buques en Europa –además de muy caro, por supuesto–, cuando Balearia ha descendido tantos peldaños de un solo pie. Sugerimos que la Dirección General de la Marina Mercante tome cartas en este asunto y, además de limitar la edad de los barcos que prestan servicio y evitar que el sur de Europa sea sumidero de chatarra flotante, liderase cuantas iniciativas fueran precisas para que, mediante medidas fiscales y financieras y el compromiso de la industria naval nacional, entre otras, permita la necesaria renovación de la flota, de modo que la región sea puntera en Europa.

Foto: Rafa Juan

Anterior artículo

Las tarifas aéreas para no residentes, por las nubes

Siguiente artículo

Naviera Armas sopesa traer el “Alcántara Dos” a La Gomera