Del país de Finlandia

Lago Päijänne

El lago Päijänne es el segundo más grande de Finlandia. En la ribera norte se encuentra la ciudad de Jyväskylä, la más importante de la región central del país. Ocupa una superficie de 1.082,89 kilómetros cuadrados, con una profundidad media de 16,20 m y máxima de 95,30 m, siendo el más profundo de los lagos finlandeses. Situado a 78,30 m sobre el nivel del mar, la longitud máxima es de 120 kilómetros y el volumen de agua que contiene se calcula en 18,1 kilómetros cúbicos.

El lago Päijänne desagüa en el golfo de Finlandia a través del río Kymi. Contiene 1.886 islas, entre las que destacan, de norte a sur, las denominadas Vuoritsalo, Muuratsalo, Onkisalo, Judinsalo, Edessalo, Taivassalo, Haukkasalo, Vehkasalo, Mustassalo, Virmailansaari y alonsaari. La isla mayor se llama Virmailansaari. En otro tiempo, “salo” significaba isla grande y en el finés moderno “saari” es una isla.

La tradición histórica del lago Päijänne es considerable. Hasta la década de los años cuarenta del siglo XX fue una importante vía fluvial en la región central. Existían numerosos barcos que transportaban pasajeros y carga entre los diferentes pueblos y ciudades ribereñas. Hoy quedan algunos reconvertidos en atracción turística, entre ellos los centenarios “Hilja” (1902), “Laitiala” (1903) y “Suomi” (1906). Algo más nuevo, aunque ya nonagenario, es el buque “Aino” (1922).

La red fluvial mide 380 kilómetros. La ciudad de Lahti se conecta a través del lago Vesijärvi y el canal Vääksy. Otros canales, que suman 119 kilómetros, conectan los lagos Keitele, Vesijärvi y Ruotsalainen. La región lacustre goza de especial fama entre los finlandeses para la práctica de deportes acuáticos. Hubo un tiempo en el que se discutió sobre la conveniencia de conectar el lago Päijänne con el mar Báltico, pero no se ha avanzado en el proyecto dado el coste que implica y la magnífica red terrestre existente en la actualidad.

Lo que sí existe es un túnel subterráneo para el trasvase de agua potable a Helsinki y la zona metropolitana. Es el segundo mayor del mundo, después del acueducto de Delaware (EE.UU.) Mide 120 kilómetros y tiene profundidades que oscilan entre 30 y 100 metros. La sección media del túnel excavada mide 16 metros cuadrados y el caudal en tránsito es de 3,1 metros cúbicos por segundo. Las obras comenzaron en 1972 y terminaron una década después, con un coste al cambio de unos 200 millones de euros.

Foto: Joonas Lyytinen

Anterior artículo

Golpe del buque “Abel Matutes” en el puerto de Ibiza

Siguiente artículo

El buque “Arga” (1961-1979), matrícula naval de Cádiz