De la mar y los barcosDestacado

La vida marinera del segundo “Duero” (1961-1979)

La Ley de Renovación y Protección de la Marina Mercante de 1956 tuvo sus beneficios en la flota de Naviera Pinillos. Ello permitió la contratación en el astillero Euskalduna, el 18 de septiembre del citado año, de tres nuevos buques fruteros y de carga general por importe de 123,6 millones de pesetas, que recibirían los nombres de “Ter” –aunque sobre el proyecto figura como “Miguel M. de Pinillos”, nombre que se asignó a uno de los fruteros del tipo V del Plan de Nuevas Construcciones de la Empresa Nacional Elcano–, “Duero” –segundo con este nombre en la historia de la compañía– y “Arga”.

Han sido, sin duda, los barcos de líneas marineras más elegantes que enarbolaron la contraseña de Naviera Pinillos y en su época hicieron gala de modernidad. Entraron en servicio entre octubre de 1960 y septiembre de 1961 y marcaron un hito en el tráfico frutero Canarias-Península, para el que habían sido especialmente proyectados. Además, en su momento fueron los barcos más modernos en su clase y dada la calidad de su construcción, un referente de la industria naval de la época. Y, al mismo tiempo, fueron los últimos de carácter mixto, pues disponían de acomodación para 12 pasajeros, diez en camarotes dobles y dos en camarotes individuales.

La construcción del buque “Duero” se autorizó el 9 de noviembre de 1956. El 1 de septiembre de 1959 se puso en grada el primer bloque de su quilla y el 13 de marzo de 1960 se procedió a su botadura, con el ceremonial acostumbrado. Las pruebas oficiales y la firma del acta de entrega se realizaron en mayo de 1961. Le había precedido la entrega del buque “Ter” en octubre de 1960  y en septiembre de 1961 sucedió la entrega del buque “Arga”, tercero de la serie.[1]

El 7 de junio de 1961 arribó por primera vez al puerto de Las Palmas de Gran Canaria, vía Cádiz. Al día siguiente lo hizo en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, siendo muy elogiado en ambos casos en la prensa regional. En el regreso de su primer viaje a Canarias –capitán, Juan José Basabe– avistó a 33 millas de Finisterre al bonitero “Santos”, con base en Marín y una vía de agua que amenazaba con hundirlo. Fueron rescatados los 22 tripulantes y desembarcados en el puerto de La Coruña, mientras que el barco herido de muerte quedó abandonado a su suerte.

Transformado en car carrier aún con su nombre original. Luego sería “Carborja
Transformado en car carrier aún con su nombre original. Luego sería “Carborja»

Durante años el buque “Duero” cubrió la línea frutera Canarias-Mediterráneo y alternó con algunos viajes a Sevilla y puertos de Galicia y el Cantábrico. En 1979, los buques “Ter” y  “Duero” fueron vendidos a Interroll, S.A.  y transformados para el transporte de 450 coches, siendo rebautizados “Carfer” y “Carborja”. La cubierta fue modificada con un cerramiento y dotada de rampas laterales a media eslora. En su nueva condición navegó en tráficos europeos hasta su desguace en agosto de 1984 en el puerto de Vigo.

De 3.310 toneladas brutas, 1.712 toneladas netas y 3.424 toneladas de peso muerto, medía 105,72 m de eslora total –97 m de eslora entre perpendiculares–, 14,58 m de manga, 8 m de puntal y 5,90 m de calado. Propulsado por un motor MAN k6/70/120 –fabricado, bajo licencia, en los talleres de Euskalduna–, con una potencia de 4.000 caballos sobre un eje, que le permitía mantener una velocidad de 14 nudos. Código IMO 5094329.

Fotos: Gordon Dalzell y Derek Sands

Nota:

[1] Díaz Lorenzo, Juan Carlos (1991). “Naviera Pinillos 1840-1990- 150 años de historia marinera”. p. 121. Santa Cruz de Tenerife.

Anterior artículo

El puerto de Granadilla es una instalación “inútil e innecesaria”

Siguiente artículo

Desguace del buque portacontenedores “Fernando M. Pereda”

No hay comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *