De la mar y los barcosDestacado

La vida marinera del petrolero “Artola” (1961-1973)

Naviera Artola fue constituida en mayo de 1952 en Valmaseda (Vizcaya), promovida por Felipe Artola Jáuregui y los hermanos Pedro y Francisco Ugarte Gainzarain y tenía su domicilio social en Bilbao. La citada compañía inició sus operaciones en junio de 1961 con la incorporación del petrolero “Artola” y con este buque y otro de bandera panameña llamado “Loyola”, adquirido en 1954 y que figuraba como propiedad de la sociedad liberiana Corona Shipping, Naviera Artola participó en la importación de crudos para las refinerías de REPESA, ENCASO, Petroliber y CEPSA.

De similares características al tipo T del Plan de Nuevas Construcciones de la Empresa Nacional Elcano de la Marina Mercante, aunque no pertenecía a dicho programa naval, tomó forma en el astillero de la Sociedad Española de Construcción Naval, Matagorda, Cádiz, de cuya factoría era la construcción número 95. El 28 de mayo de 1960 se puso en grada el primer bloque de su quilla, el 3 de diciembre de ese mismo año se procedió a su botadura con el ceremonial acostumbrado y fue entregado el 2 de junio de 1961. De modo que, como puede apreciarse, en 13 meses se realizó su construcción y fue el último de este modelo construido en el citado astillero.

La superestructura central seguía el modelo utilizado en los buques “Río Cubas” y “María de los Dolores”, construidos por encargo del Grupo Pereda. De 12.678 toneladas brutas, 7.149 toneladas netas y 20.457 toneladas de peso muerto, medía 172,17 m de eslora total –161,55 m de eslora entre perpendiculares–, 21,75 m de manga, 11,92 m de puntal y 9,40 m de calado. Podía cargar 24.889 metros cúbicos en 20 tanques y estaba propulsado por un motor Burmeister & Wain, de 8.750 caballos de potencia sobre un eje, que le permitía mantener una velocidad de 14,5 nudos. Código IMO 5025859. 

El crédito naval y las buenas perspectivas del mercado permitieron a Naviera Artola contratar la construcción de nuevos buques. En marzo de 1969 entró en servicio el petrolero “Loyola”, segundo de la serie de 98.000 TPM construido en el astillero de La Naval, en Sestao, aunque el paso de este buque por la contraseña de Artola fue breve, ya que se vendió en 1971.[1]

Hubo también tres “bulkcarriers” construidos en la factoría gaditana de la Sociedad Española de Construcción Naval llamados “Leyre”, “Aralar” y “Liébana” y en la década de los años setenta, la naviera incrementó su flota con otros cinco petroleros construidos en el astillero de La Naval, entre ellos el tristemente recordado “Urquiola”, siniestrado en mayo de 1976 a la entrada del puerto de La Coruña.

En 1973, cuando tenía doce años de vida marinera, causó baja el petrolero “Artola”, que fue vendido a la naviera hindú Thakur Shipping Co. Ltd. y renombrado “Varuna Vahini”. Tres años después fue revendido a la sociedad liberiana Netiv Shipping Corp. y, renombrado “Gale”, así permaneció en la mar hasta su desguace en octubre de 1984.

Nota: 

[1] Díaz Lorenzo, Juan Carlos (2006). La estela del petróleo. p. 287. Gobierno de Canarias. Santa Cruz de Tenerife.

Foto: Teodoro Diedrich vía Alberto Mantilla Pérez

Anterior artículo

La biblioteca Oodi, icono de la vanguardia en Finlandia

Siguiente artículo

El HSC "Champion Jet 1" empieza hoy la línea de La Gomera