De la mar y los barcosDestacado

La vida marinera del bulkcarrier «Manuel Yllera» (1971-1981)

A la época dorada de la construcción naval en España pertenece el “bulkcarrier” “Manuel Yllera”, al que vemos en una foto que nos muestra Agustín Pérez Loriente. Por espacio de diez años enarboló bandera española y la contraseña de Naviera Astro, con sede social y matrícula naval en Santander. Fue en su tiempo uno de los barcos representativos en su clase de la Marina Mercante española.

Su  nombre rendía homenaje a la persona de Manuel Yllera García-Lago, miembro de una destacada familia de navieros cántabros. Fue gobernador civil de la provincia de Burgos (1941-1946) y cargo relevante del franquismo en la región y también a nivel nacional, pues entre 1955 y 1958 ejerció como consejero nacional de Falange. Falleció el 6 de agosto de 1959 en accidente de aviación.

El contrato para la construcción número 221 de Astilleros y Talleres del Noroeste (ASTANO) fue firmado el 15 de noviembre de 1967, haciéndolo por ambas partes, José María González-Llanos y Alfonso Yllera. Era, entonces, una época de mucho trabajo en la factoría ferrolana, de modo que el primer bloque de la quilla fue puesto en grada el 9 de julio de 1970. En apenas cuatro meses tomó forma y el 14 de noviembre del citado año se procedió a su botadura con el ceremonial acostumbrado. El 14 de mayo de 1971 fue entregado a sus armadores, la citada Naviera Astro.

Cuando el buque “Manuel Yllera” iniciaba sus singladuras, se produjeron otros acontecimientos de interés en la Marina Mercante nacional y en la Armada española. Por entonces, Compañía Trasmediterránea había adquirido en Suecia el ferry “Linda Scarlett·”, que fue rebautizado “Isla de Menorca”; el hidroala “Reina de las Olas” iniciaba la línea de alta velocidad entre Palma de Mallorca e Ibiza; comenzaba, además, el calendario de pruebas del destructor “Marqués de la Ensenada” con un viaje por varios puertos nacionales e internacionales y en la capital mallorquina fue inaugurado un monumento en homenaje a la memoria del almirante Antonio Barceló.

De 30.408 toneladas brutas, 22.474 toneladas netas y 51.080 toneladas de peso muerto, medía 210,75 m de eslora total –196,96 m de eslora entre perpendiculares–, 30,60 m de manga, 17,10 m de puntal y 12,34 m de calado máximo. Estaba compartimentado en siete bodegas, con una capacidad de carga de 60.808 metros cúbicos. El motor propulsor era Burmeister & Wain –fabricado, bajo licencia, en los talleres de La Maquinista Terrestre y Marítima, en Barcelona–, con una potencia de 15.500 caballos sobre un eje y le permitía mantener una velocidad de 15 nudos. Código IMO 7037260.

Desde su incorporación cruzó el Atlántico desde la costa este de EE.UU. con cargas de carbón para Ensidesa, en un servicio en asociación con otras navieras españolas denominado Bulkcarriers Reunidos (Iberbulk, formado por la Empresa Naviera Elcano, Naviera Astro, Naviera de Castilla y Transportes de Petróleo). En 1981 fue vendido a la Compañía Nacional de Navegaçao (CNN), con sede en Lisboa (Portugal) y rebautizado “Nacional Sines”.

En octubre de 1985, sin cambiar de bandera, pasó a manos de Portline con el nuevo nombre de “Fernao Lopes”. Entre 1989 y 1994 navegó con los nombres de “Emmanuel B” (General Mercantile and Management Inc., Panamá, 1989-1991), “Giorgis C” (Energy Maritime and Trading, Bahamas, 1991) y “Theodore C” (1993-1994). En julio del citado año fue vendido para desguace y desmantelado en Alang (India).

Foto: Archivo de Agustín Pérez Loriente

Anterior artículo

Air Europa cancela 114 vuelos ante la huelga inminente

Siguiente artículo

Wärtsila mantiene la flota de Eckerö Line