Acontecer marítimoDestacado

La piratería campa a sus anchas en el golfo de Guinea

El número de tripulantes de buques mercantes secuestrados en el golfo de Guinea aumentó más del 50% durante 2019, a pesar de que los incidentes de piratería disminuyeron en todo el mundo, según el informe anual de piratería de la Oficina Marítima Internacional (IMB) de la Cámara de Comercio Internacional (CCI), que se ha publicado recientemente. En 2019, el IMB recibió 162 informes sobre incidentes de piratería y robo a mano armada contra buques en todo el mundo, casi un 20% menos que los 201 reportados en 2018. En total, cuatro buques fueron secuestrados, once recibieron disparos por armas de fuego y 130 buques fueron abordados por piratas, contabilizándose, además, 17 ataques fallidos.

El golfo de Guinea volvió a ser la zona más peligrosa para los buques mercantes en 2019. En la misma se registraron 64 incidentes, incluidos los cuatro secuestros de buques y 10 de los 11 incidentes con armas de fuego. Asimismo, 121 tripulantes fueron secuestrados en estas aguas durante dicho periodo, lo que supone un 90% de todos los secuestros de marinos denunciados en todo el mundo y un aumento de más de un 50% respecto a los 78 de 2018. Solo en el último trimestre fueron secuestrados 64 tripulantes en seis incidentes.

Michael Howlett, director de IMB, afirma que los datos más recientes confirman la importancia de un mayor intercambio de información y coordinación entre buques, agencias de informes y vigilancia en el golfo de Guinea. “Sin unos protocolos de información determinados, no se pueden establecer con precisión las zonas de alto riesgo para la gente de mar y encontrar una solución para el aumento el aumento de los incidentes de piratería en estas aguas persistentemente vulnerables”.

Foto: cedida

Anterior artículo

El primer petrolero de 100.000 toneladas de peso muerto

Siguiente artículo

El sector marítimo demanda combustibles libres de carbono