Acontecer marítimoDestacado

La nueva estación de cruceros de Tenerife, en su recta final

La urbanización de una superficie de quince mil metros cuadrados concentra el grueso de los trabajos que forman parte del proyecto de la nueva estación de cruceros del puerto de  Santa Cruz de Tenerife. En la actualidad se trabaja en la ejecución de zanjas para instalaciones, trabajos de jardinería, señalización viaria y pavimentación. La estación se presentará oficialmente a finales de septiembre próximo, coincidiendo con la celebración en Tenerife de la XI edición de Seatrade Cruise Med, la feria de cruceros más importante de Europa.

Las actuaciones de remate del conjunto arquitectónico se han dividido en dos fases, encontrándose prácticamente culminada la primera, sobre una superficie de 9.000 metros cuadrados, en la que restan remates de jardinería y señalización. La segunda fase, localizada frente al módulo sur de la estación de cruceros, ocupa 6.000 metros cuadrados y se extiende hasta el parking del edificio Puerto-Ciudad, donde en las próximas semanas también se realizarán otras actuaciones.

Los trabajos de la segunda fase, que habrán concluido en menos de un mes, se centran actualmente en la realización de zanjas y tendido de las correspondientes instalaciones, incluido los bordillos de las jardineras En lo que a jardinería se refiere, dicho entorno acogerá palmas reales de diferentes tamaños y plantas de porte como kentia y yuca de exterior.

Panorámica de la urbanización de la nueva terminal de cruceros
Panorámica de la urbanización de la nueva terminal de cruceros

La instalación lumínica tanto interior como exterior de la estación de cruceros se está sometiendo a las pertinentes verificaciones con resultados satisfactorios. Dicha instalación está pendiente de la procedente regularización por parte de la Dirección General de Industria y Energía del Gobierno de Canarias. Unas instalaciones de iluminación adecuadas y eficaces energéticamente contribuye a la obtención de la clasificación “A” de máxima eficiencia energética.

Puertos de Tenerife trabaja conjuntamente con la Sociedad Insular para la Promoción de las Personas con Discapacidad, Sinpromi, para la consecución de un edificio accesible, sensible con los discapacitados. En ese sentido destaca la prestación, en los mostradores de checking, del servicio de bucles magnéticos para usuarios de prótesis auditivas, lo que permitirá a las personas con afectadas oír con mayor claridad.

Fotos: Puertos de Tenerife

Anterior

Espía inacabado

Siguiente

Mil contenedores en un día