Erupción volcán de 2021

La nueva colada ralentiza su amenaza sobre La Laguna

29 de noviembre de 2021

La vigilancia sobre el flujo lávico que se mueve por el noroeste tras la aparición de nuevos focos eruptivos y que se aproxima a La Laguna, así como la mejoría en los niveles de calidad del aire tras la superación de los umbrales registrados ayer, han sido algunos de los temas abordados hoy en el comité director del PEVOLCA. Según se ha informado, ha disminuido notablemente la actividad en el foco efusivo localizado en el flanco noroeste del cono principal, aunque sigue alimentando tubos lávicos del campo de lavas.

El resto de los centros principales de emisión han disminuido bastante su actividad que actualmente está principalmente centrada en los nuevos focos eruptivos que se han abierto en el día de ayer. Desde la nueva fisura más suroriental que lleva una orientación aproximada este-oeste se ha emitido una colada lávica que se bifurca en la zona alta. Uno de los ramales circula lentamente sobre la colada antigua y otro ha desbordado en la zona norte y podría afectar a La Laguna.

Respecto a la evolución de las coladas, el flujo lávico principal continúa avanzando por el noroeste y se mueve pegado al frente de la colada 8, hollando territorio nuevo de suelo agrícola y forestal. Esta colada se vigila y monitoriza porque se encuentra a 1,5 kilómetros de La Laguna. La novedad con respecto a ayer es que hoy ha disminuido su velocidad y se espera que cabalgue sobre la colada 8 o se detenga, teniendo en cuenta que ha ganado en viscosidad, por la cantidad de material sólido que ha engullido, y que se ha reducido el aporte de lava, aunque todo dependerá de los cambios en el cono emisor. También se mantiene el aporte por tubos lávicos a los dos deltas, pero sin poder determinar su avance.

En la zona restringida, los datos observados en la medición de gases nocivos para la salud impidieron ayer el acceso por el sur para regantes y trabajadores, medida que se mantiene hoy ya que los valores siguen siendo altos debido a la orientación del penacho volcánico.

Para facilitar la mayor información posible a los vecinos, esta tarde se celebrará un nuevo encuentro en el polideportivo Camilo León de Los Llanos de Aridane donde se explicará el nuevo plan de acceso del PEVOLCA a las zonas evacuadas y el operativo de limpieza de cenizas.

En cuanto a la calidad del aire, la situación ha mejorado hoy, después de registrar ayer el máximo diario en dióxido de azufre (SO2) de toda la serie, lo que obligó a emitir un aviso a la población. En el día de hoy el Índice de Calidad del Aire (ICA) es bueno en todas las estaciones, excepto en Los Llanos de Aridane y Puntagorda, que es regular.  Con respecto a las partículas menores de 10 micras (PM10), durante la mañana de hoy se mantienen los niveles buenos y razonablemente buenos en todas las estaciones de la isla.

Entre las recomendaciones de Protección Civil, el PEVOLCA recuerda que los visitantes que se acerquen a las zonas próximas al volcán deben extremar la precaución y llevar siempre chalecos reflectantes. Además, no debe bajarse la guardia frente al coronavirus y mantener las medidas de protección establecidas por las autoridades sanitarias.

La disposición del viento llevará la nube de cenizas y SO2 hacia el oeste-suroeste, lo que supondrá un escenario favorable para la operatividad del aeropuerto al menos durante las próximas 48-72 horas. La altura de columna medida hoy ha sido de 1.400 m, con nube de dispersión en dirección S-SO.

Los valores del tremor coincidentes con la actividad magmática han descendido en las últimas horas, recuperando su valor bajo. La sismicidad a profundidades intermedias se ha incrementado en las últimas 24 horas y continúa localizándose en las mismas zonas. A profundidades superiores a 20 kilómetros, se mantiene en niveles bajos. La magnitud máxima ha sido 5.0 mbLg de un evento registrado hoy, a las 08:35 horas, sentido IV-V (EMS) a una profundidad de 35 kilómetros.

Sobre la emisión de dióxido de azufre (SO2) asociada al penacho volcánico, sigue siendo alta, aunque se aprecia una tendencia descendente. En lo que respecta a la deformación, hay una estabilidad general en las deformaciones verticales y se observa algún movimiento local en las cercanías del centro eruptivo que posiblemente esté influenciado por las variables de origen meteorológico.

La superficie afectada por la lava se estima en 1.115,82 hectáreas, cifra que está pendiente de revisión, con una anchura máxima de 3.500 metros. No hay actualización en la medición del delta lávico del sur, que se calcula en 43,46 hectáreas, y el delta lávico del norte en 5,5 hectáreas.

Por último, la cifra de personas albergadas se mantiene en 528, modificando ligeramente su distribución en centros hoteleros, con 422 en Fuencaliente, 70 en Los Llanos de Aridane y 36 en Breña Baja. Además, 43 personas dependientes siguen atendidas en centros sociosanitarios insulares.

Día 71 de la erupción, en la cámara de Facundo Cabrera

Fotos: Facundo Cabrera para puentedemando.com

Anterior

Fallece Federico Esteve, ex presidente de Trasmediterránea

Siguiente

La apuesta de Leo Fleischer afianza el éxito de Aquabus

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *