DestacadoUniverso de Volcanes

La lava gana velocidad rumbo al mar por la costa de Tazacorte

Actualización urgente (23,55 h). Un tweet del 1-1-2 informa de que ante la posibilidad de que “la lava llegue al mar en las próximas horas” en la zona costera de Tazacorte, “y en previsión de posibles emanaciones de gases nocivos para la salid”, el comité directivo del PEVOLCA ordena del confinamiento de los barrios de San Borondón, Marina Alta, Marina Baja y La Condesa, en el municipio de Tazacorte.

Cuando se cumple una semana del inicio de la erupción, la destrucción que el volcán de La Palma está causando desolación y un gran dolor. El brazo de lava ahora activo se ha encargado de aumentar la superficie destruida y tras su paso devastador por el sur de Las Manchas cruzando la recta y bordeando la montaña Cogote, alcanzó Todoque –donde esta tarde ha caído la iglesia de San Pío X, todo un símbolo de la comunidad– y avanza a un promedio de entre 120 y 150 metros hora y entre 12 y 15 m de altura, en dirección al sur del municipio de Tazacorte, donde se encuentra una de las mejores zonas plataneras de la isla.

En las últimas horas, la lava que brota del cráter es mucho más fluida y aprovecha el camino abierto por la primera colada para deslizarse a una mayor velocidad, estimándose la posibilidad, si se mantiene el actual flujo, de que pueda alcanzar en las próximas horas la costa occidental de La Palma. Posibilidad que no confirman los técnicos dado que cabe la posibilidad de que la velocidad pueda reducirse a medida que la colada se aleja del foco emisor.

En aguas de la costa occidental de La Palma se encuentra el buque oceanográfico “Ramón Margalef”, que ha llegado a la isla para realizar estudios científicos de las aguas y el fondo marino y estudiar el comportamiento físico del océano ante la posibilidad de que la lava llegue al mar.

Dos buques de Salvamento Marítimo tienen la misión de vigilar la navegación en la zona y utilizan el puerto de Tazacorte como base de operaciones. Por su parte, la Armada tiene alistado el BAM “Tornado” en el Arsenal de Las Palmas de Gran Canaria, para salir a la mar en menos de 24 horas si fuese necesario, en función de la evolución de los acontecimientos.

El Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) ha informado de que la deformación registrada por la red geodésica canaria muestra un proceso de deflación, que indicaría una disminución de la presión en el sistema magmático, aunque eso no implica necesariamente que la erupción se esté acercando a su finalización.

Esta estabilización no ha impedido que la lava, que alcanza una temperatura de 1.237 grados en la boca del cráter, emane desde sus dos centros emisores principales, uno en la parte baja del cono, cuya colada es más fluida y avanza hacia el norte por encima de la primera colada surgida el 19 de septiembre, y otra que se dirige al sur y que ha afectado a nuevas zonas, arrasando edificaciones y zonas de eriales hasta alcanzar Todoque.

En las últimas horas ha habido una mayor lluvia de cenizas sobre los municipios del valle directamente afectados por la erupción y sobre la banda oriental de La Palma –Villa de Mazo, Breña Alta, Breña Baja, Santa Cruz de La Palma y Puntallana–, debido a los vientos que soplan desde el suroeste en alturas superiores a los 1.400 metros, cuando la nube de gases del volcán asciende hasta 4.600 metros.

Aunque el aeropuerto de La Palma ha sido despejado de cenizas y ha recuperado su operatividad, por razones de seguridad las aerolíneas mantienen los vuelos cancelados, por lo que ha sido reforzado el transporte marítimo. Tanto Naviera Armas como Fred. Olsen han redoblado esfuerzos para garantizar las comunicaciones con la isla.

Actualización informe PEVOLCA

El director técnico del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA), Miguel Ángel Morcuende, informa de que en la tarde de hoy la zona centro del núcleo de Todoque, en el municipio de Los llanos de Aridane, evacuado hace días, ha sido superada por la colada del volcán, pasadas las 19 h, atravesando la carretera LP-213 a la altura de la localidad, y discurre aproximadamente a unos 150 m hacia el oeste del centro de dicho núcleo poblacional.

Morcuende explica que el frente de la colada se encontraba sobre las 20:15 h a unos 1.600 metros en línea recta de la costa, en dirección NE, bordeando la montaña de Todoque, si bien la trayectoria de la lava se adecuará a las características del terreno. Esta situación no ha generado nuevos desalojos dado que la dirección de la colada sigue dentro de la zona de exclusión establecida, y todos los habitantes habían sido desalojados con anterioridad.

El director técnico del PEVOLCA indica que la lava sigue el recorrido de la colada principal y su velocidad media es de unos 100 m/h debido a que está más caliente porque emana de una mayor profundidad del volcán –a unos 10 kilómetros–, lo que hace que aumente su fluidez. Al respecto, detalla que el frente de la lengua está siendo empujado por nueva lava que, aunque en el frente de la colada se va enfriando, su interior sigue en torno a 1.200 grados, lo que la hace más fluida. La altura media de la colada se sitúa, en el frente de la misma, entre unos cuatro y seis metros, y la anchura máxima de la lengua en unos 600 metros, señala.

Morcuende recuerda que se pueden seguir produciendo momentos de mayor explosividad, que pueden sentirse en un radio de unos cinco kilómetros de distancia del centro emisor y generar rotura de cristales, por lo que recuerda que se extremen las precauciones.

Respecto a la caída de cenizas en otras zonas de La Palma, esta circunstancia dependerá de la dirección del viento, y si bien no afecta a la salud, sí es importante, para evitar problemas respiratorios y oculares, su correcta manipulación: usar mascarillas FFP2, gafas de protección, guantes y ropa de manga larga.

El cauce de la lava, visto desde el satélite Landsat-8 / vía José Fernández Arozena
La columna del volcán y la dirección hacia el este de La Palma, favorecida por los vientos / José Jaubert
La imagen permite apreciar los focos de emisión del volcán, visto desde El Paso / Facundo Cabrera
Foco principal y foco secundario en visión nocturna / Facundo Cabrera
La lava ha cortado y ensanchado su paso a la altura de la recta de Las Manchas / UME
La lava sigue su curso tras bordear Montaña Cogote
Fragmento de ceniza fotografiado al microscopio / Facundo Cabrera

Fotos: Salvamento Marítimo, vía José Fernández Arozena, José Jaubert, Facundo Cabrera y UME

Anterior

La lava derriba la iglesia del barrio de Todoque

Siguiente

Sale a pruebas de mar el buque oceanográfico “Tarajoq”

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *