Erupción volcán de 2021

La lava avanza y desalojan la ermita de Las Manchas

24 de septiembre de 2021

El Gobierno de Canarias y el Cabildo Insular de La Palma, con el beneplácito del Obispado de Tenerife, han ordenado el desalojo del patrimonio religioso que contiene la ermita de San Nicolás de Bari, en el barrio de Las Manchas, como medida preventiva ante la amenaza próxima de la erupción del volcán.

Los bienes patrimoniales vinculados al BIC han sido trasladados por el personal de la Dirección General de Patrimonio Cultural y la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, bajo la dirección de un equipo experto en restauración y conservación de bienes culturales, a un lugar que ha facilitado el Obispado de manera provisional. Asimismo, se están realizando trabajos de fotogrametría para tener una imagen 3D de este monumento declarado Bien de Interés Cultural en 1996.

Es la segunda vez que esta ermita de comienzos del siglo XVIII ha sido desalojada por este motivo, pues anteriormente lo había sido en julio de 1949, cuando la erupción del volcán de San Juan, que estuvo a punto de hacerla desaparecer. De ahí el origen del monumento de Fátima, que señala el punto en el cual el brazo de lava se desvió hacia el sur.

Hasta este mediodía, la situación de los brazos de lava es la siguiente. El manto negro de destrucción cubre algo más de 180 hectáreas y ha destruido 390 edificaciones y 14 kilómetros de carreteras. La colada que discurre por el norte, que es la de mayor recorrido y volumen, avanza a una velocidad mínima, de 40 ó 50 centímetros hora, según datos que ha facilitado el PEVOLCA. Los técnicos no tienen claro que finalmente llegue al mar, al menos si se mantiene la situación actual.

Sin embargo, hay que estar muy pendientes de la evolución de la colada que discurre al sur, cuyo recorrido tiene una velocidad mayor, a un promedio de 13 metros/hora y está próxima a unirse a la primera. Después de haber cruzado la recta de Las Manchas y bordeado la montaña Cogote, avanza lentamente, aunque suficiente para destruir todo cuanto encuentra a su paso. El cráter mantiene una fuerte actividad explosiva y la columna de gases y cenizas se eleva a unos 4.500 metros, como se puede apreciar en la fotos de Emilio Morenatti Facundo Cabrera.

Se reitera la prohibición de vuelos de drones privados. En consecuencia, los vecinos que se servían del vuelo de estos aparatos para conocer la situación de sus propiedades pierden un apoyo importante, lo que enciende comentarios enojosos en las redes sociales. Trasciende que al menos uno de los pilotos que proporcionaba imágenes ha sido multado y su dron confiscado. Debido a la presencia de cenizas en el ambiente y en la banda oriental de La Palma, Binter suspende sus operaciones con el aeropuerto de La Palma.

Como se trata del primer fin de semana desde el inicio del volcán y hay miles de personas que quieren venir desde fuera para presenciar la erupción, el transporte marítimo se convierte en la única alternativa. La posibilidad de que se produzcan atascos en las carreteras obliga a las autoridades a la adopción de medidas, prohibiéndose aparcar a ambas márgenes de la carretera que enlaza El Paso, Tajuya y Los Llanos de Aridane. Precisamente, el mirador de la plaza de la iglesia de Tajuya se convierte en base de operaciones de los medios de comunicación y parada momentánea de cientos de personas que contemplan el curso de los acontecimientos.

Como la ceniza que expulsa el volcán es muy fina, puede suponer complicaciones para las vías respiratorias, por lo que las autoridades aconsejan el uso de mascarillas FFP2. Se ordena la evacuación de los barrios de Tacande y Tajuya, poco después de que se hubiera ordenado confinamiento. Sin embargo, la proximidad en la salida de ambos comunicados oficiales generó cierta inseguridad y desconcierto entre los afectados. No obstante, la evacuación se resuelve con notable celeridad, dado que los vecinos ya estaban preparados ante lo que consideraban inminente. Debido a la violencia esta noche de las explosiones del volcán, no se descarta que fragmentos de lava proyectados con gran potencia desde el cono puedan rebasar la distancia de seguridad de 2,5 kilómetros.

La Armada española, que fue quien primero llegó a la isla de La Palma, en un gesto con el que pretendía mostrar cercanía a la población, premonitoriamente en la víspera de la erupción que acontece en el flanco occidental de la isla, releva hoy al BAM “Meteoro” por su gemelo BAM “Tornado”, que se encuentra en la Base Naval de Canarias. Desde entonces, el citado buque ha permanecido en labores de vigilancia y control en aguas La Palma, con una breve escala en el puerto de Santa Cruz de La Palma, uniéndose poco después dos unidades de Salvamento Marítimo, que han establecido su base en el puerto de Tazacorte.

Desalojo de la ermita de Las Manchas

Fotos: Gobierno de Canarias, Emilio Morenatti y Facundo Cabrera

Anterior

La draga española “Mimar Cinco” será desguazada “in situ”

Siguiente

Los “santos” de la Compañía Cartagenera de Navegación

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *