De la mar y los barcosDestacado

La larga vida soviética del buque “Ciudad de Tarragona”

Para los servicios de Baleares, y en cumplimiento de lo establecido en el contrato suscrito con el Estado, Compañía Trasmediterránea contrató el 16 de febrero de 1931 con el astillero Unión Naval de Levante la construcción de dos buques gemelos –futuros “Ciudad de Ibiza” y “Ciudad de Tarragona”–, de propulsión diésel, para su entrega prevista en 1933.

El 31 de marzo de 1931 se procedió a la puesta de quilla de ambos buques, siendo nuestro protagonista la construcción número 21, cuya botadura se celebró el 26 de noviembre de 1932 con el nombre de “Ciudad de Tarragona” y el ceremonial acostumbrado, tras la bendición del párroco del barrio de El Grao.

El 22 de agosto de 1933 realizó las pruebas de mar frente a Cullera, en las que corrió la milla y alcanzó una velocidad de 15,2 nudos, superior a la fijada en el contrato. A su regreso al puerto de Valencia, el director general de Unión Naval de Levante obsequió a los invitados con un almuerzo, a cuyo término se pronunciaron emotivos discursos y a continuación se procedió a su entrega oficial. El contrato inicial se había fijado en 4.880.000 pesetas y el coste final ascendió a 5.077.202 pesetas.

El 21 de septiembre del citado año figuraba oficialmente incorporado a los servicios nacionales de soberanía tras el aprobación de una comisión técnica y el 4 de septiembre zarpó de Valencia en su primer viaje a Palma de Mallorca, a cuyo puerto arribó a primera hora del día siguiente. Comenzó su vida marinera con dos expediciones semanales, en noviembre siguiente hizo algún viaje a Cabrera y después pasó a la línea de Mahón.

De 2.034 toneladas brutas, 1.058 toneladas netas y 810 toneladas de peso muerto, desplazaba 2.290 toneladas a máxima carga en un casco de 75,90 m de eslora total –72 m de eslora entre perpendiculares–, 11,14 m de manga, 6,90 m de puntal y 4,20 m de calado máximo. Podía alojar a 37 pasajeros en primera clase, 40 en segunda clase y 28 en tercera clase, más un número variable en cubierta.

Estaba propulsado por dos motores alemanes Krupp, de seis cilindros y cuatro tiempos cada uno, simple efecto, inyección directa, directamente reversibles, de 750 caballos de potencia cada uno, que accionaban ejes independientes y le permitía mantener una velocidad de 15,2 nudos. Ambos motores consumían a razón de 7,5 toneladas por singladura y disponía de tanques con capacidad para 132 toneladas.

En 1936 cubría la línea Barcelona-Mahón, que extendía con una escala en Alcudia y continuaba a Palma de Mallorca. El 18 de julio de 1936 se encontraba fondeado en Alcudia y al día siguiente, mientras se preparaba para zarpar hacia Barcelona, se personaron a bordo el delegado marítimo del distrito junto a un teniente y un brigada de la Guardia Civil, con la orden de trasladar a Palma de Mallorca a varios tripulantes para embarcarlos en otro buque de la Compañía. Aprovechando la confusión del momento el buque levó anclas y salió hacia Barcelona.

El 23 de julio, el buque “Ciudad de Tarragona” fue requisado por el Gobierno de la República y zarpó hacia Marsella con la misión de cargar munición escoltado por el “Torpedero nº 17”. Al regresar a Barcelona participó en los preparativos para el transporte de tropas a Mallorca y por este motivo entró en el puerto de Mahón los días 8, 12 y 17 de agosto de 1936. Posteriormente, realizó varios viajes como correo entre Barcelona y Valencia, saliendo el 16 de octubre para Orán, en cuyo puerto, según parece, embarcó a un contingente de las Brigadas Internacionales.

Más tarde viajó a puertos soviéticos del Mar Negro. En uno de tales viajes, en julio de 1938 llegó a Odessa con los niños embarcados en Cartagena. En el puerto de Odessa fue reparado y posteriormente confiscado por la URSS para ser enviado al Lejano Oriente con el nombre de “Transporte nº 3”, pero se canceló debido a la complicada situación internacional, y el 30 de octubre fue renombrado “Lvov”, asignado a la Comisión de Emergencia de la Flota Marítima y destinado a cubrir los servicios de Crimea y otros puertos a cargo de Black Sea Shipping Co., en cuyo cometido permaneció hasta junio de 1941.

Asignado como base flotante de submarinos en Bakaklava, el buque “Lvov” se repintó de gris naval artillado con un cañón de 76,2 mm en popa, dos de 45 mm en proa y una ametralladora en el puente. A finales de octubre las fuerzas alemanas se acercaron a Sebastopol y el 3 de noviembre los submarinos abandonaron Balaklava. Al día siguiente el buque “Lvov” zarpó hacia Ochamchire transportando a los equipos de la base terrestre desmontados. Una vez allí su casco fue camuflado y en esta condición permaneció hasta finales de año.

Adaptado para buque hospital, el 23 de diciembre de 1941 pasó a formar parte del servicio sanitario de la Flota del Mar Negro. Se le instaló una sala de operaciones, tres salas de vendajes y su equipo médico estaba formado por tres médicos, doce enfermeras y quince camilleros. Adicionalmente fue equipado con artillería antiaérea, dos cañones de 45 mm, dos de 20 mm y dos ametralladoras antiaéreas y en total tenía una tripulación de 108 personas.

Según fuentes soviéticas investigadas por el jefe de máquinas e historiador naval Laureano García Fuentes, el buque “Lvov” realizó numerosos viajes de evacuación desde Sebastopol, península de Kerch y diversos puertos del Cáucaso, logrando evacuar a más de 12.000 personas, y, en su actuación en la zona del frente militar, transportó a miles de combatientes, municiones y alimentos. El 15 de agosto de 1942, en Sujumi, y mientras cargaba munición, resultó alcanzado por dos bombas que causaron un incendio y destrozaron parte de la estructura de popa. Nueve marineros murieron y otros 15 quedaron heridos. La tripulación pudo sofocar el incendio, y al día siguiente fue llevado a Poti, con la ayuda del remolcador “Zaschitnik”, donde se procedió a su reparación.

El 25 de septiembre de 1942, estando cerca de Josta, resultó muy dañado en un ataque de aviación y estuvo a punto de hundirse, aunque su tripulación consiguió vararlo y al día siguiente fue remolcado a Poti por el remolcador “Mercuriy” y más tarde a Batumi. El 27 de enero de 1943 finalizó la reparación y entró nuevamente en servicio. El 18 de febrero, en viaje de Sujumi a Gelendzhik, fue atacado con torpedos por cinco buques alemanes logrando esquivar diez de ellos y, junto a los buques de combate, consiguió repeler a los atacantes. En reconocimiento a su hoja de servicios, en mayo de 1944 fue condecorado con la Orden Bandera Roja por sus hazañas militares, y ese mismo año dejó de prestar servicio como buque sanitario.

Terminada la guerra, el buque “Lvov” pasó en 1946 a disposición del CHGMP y se procedió a su reparación. En 1947 emprendió su primer viaje de posguerra entre Odessa y Batumi. En 1950 entró de nuevo en astillero y el 12 de mayo de 1952 se entregó en el puerto de Odessa a la Compañía Naviera Estatal del Mar de Azov para cubrir la línea regular Zhdanov-Sochi, que amplió a partir de 1955 a la línea Odessa-Zhdanov-Sochi.

En octubre de 1964 cesó en su cometido y se amarró como hotel y restaurante flotante en la ciudad de Kherson, donde permaneció mucho tiempo, hasta su pase a la Escuela de Náutica de la citada ciudad. A comienzos de la década de los año ochenta y abandonado desde hacía años, estaba amarrado cerca del parque náutico de Kherson, donde se hundió, siendo posteriormente reflotado y desguazado.

Próximo al Museo de la Marina Soviética de Odessa se levantó un pequeño monumento, realizado con material del casco del buque “Lvov”, en memoria de un barco mercante construido en el levante español, que tuvo una intensa vida militar en el Mar Negro, donde acabó sus días con una aura de leyenda.

«Ciudad de Tarragona», preparado para su botadura
Botadura del buque «Ciudad de Tarragona». A flote, su gemelo «Ciudad de Ibiza»
Hall de primera clase
«Ciudad de Tarragona». Salón de lectura
«Ciudad de Tarragona». Camarote de primera clase
«Ciudad de Tarragona». Comedor de primera clase
«Ciudad de Tarragona». Control de los motores principales
«Ciudad de Tarragona» atracado en el puerto de Mahón
Renombrado «Lvov», en el puerto de Odessa
Camuflado como buque de apoyo de submarinos en Ochamchire
Pintado de blanco y en uso mercante en 1955
En su etapa soviética tuvo una vida marinera dilatada

Bibliografía

Díaz Lorenzo, Juan Carlos; Font Betanzos, Francisco y García Fuentes, Laureano (2018). Trasmediterránea 1917-2017. Edición corporativa del Centenario de Trasmediterránea. Barcelona.

Foro www.kruiznik.ru.

Foro www.forum.axishistory.com.

García Fuentes, Laureano. Ciudad de Tarragona, publicado en trasmeships.es y actualizado el 12 de diciembre de 2017.

González Echegaray, Rafael (1977). La Marina Mercante y el tráfico marítimo en la guerra civil. Editorial San Martín, Madrid.

Ingeniería Naval, abril de 1933 y abril de 1934.

Lloyd´s Register of Shipping 1935, 1940 y 1945.

Lista Oficial de Buques Españoles 1935.

www.miramarshipindex.org.nz.

Fotos: archivo de Laureano García Fuentes 

Anterior

La primera corporación democrática de Fuencaliente

Siguiente

Otros protagonistas del 48º aniversario de Ferry Gomera / 2

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *