Acontecer marítimoDestacado

La goleta de tres palos “Pascual Flores”, en A Coruña

Desde esta mañana se encuentra atracado en el muelle de trasatlánticos del puerto de A Coruña la histórica goleta de tres palos “Pascual Flores”. Es propiedad de la Fundación Nao Victoria y tiene previsto continuar viaje el próximo sábado, 24 de julio, rumbo a Honfleur y después participará en el Festival Marítimo de Bremerhaven. Decíamos que se trata de uno de los escasos ejemplos de buques centenarios conservados en España y ello tiene sus matices, pues no es así en puridad.

El primer “Pascual Flores”, construido en 1918 en el astillero de Antonio Marí Aguirre, en Torrevieja, era un buque de 169 toneladas brutas y 250 toneladas de peso muerto, en un casco de madera de 34,14 m de eslora total, 28,60 m de eslora entre perpendiculares, 8,60 m de manga, 3,82 m de puntal y 3 m de calado. Durante años estuvo propulsado por un motor diésel de 100 caballos de potencia y con la ayuda del aparejo mantiene una velocidad de 5,8 nudos.

Según leemos en la página webmar.com, este buque fue localizado en Inglaterra, donde fue recuperado en 1999 por el Ayuntamiento de Torrevieja y llegó a su puerto de origen a bordo del buque “Cheyenne”. A partir de entonces comenzó su restauración, que ha estado rodeada de polémica por los costes que ello ha supuesto. 

Después de permanecer en seco, en abril de 2005 se reactivó el proyecto para su rehabilitación, momento en el que el Ayuntamiento de Torrevieja adjudicó por 3,5 millones de euros las obras a la empresa JOST (Jardinería Obras y Servicios de Torrevieja), que se presentó al concurso con los Astilleros Vatasa de Santa Pola como socio técnico.

Unos meses después, la adjudicataria, a instancias de su socia en este proyecto, Astilleros Vatasa, determinó que la restauración del buque “Pascual Flores” era imposible en su esqueleto original, así que se deshizo del barco, que fue desguazado en un vertedero de Bigastro en septiembre de 2006 y apostó por otra fórmula: la reconstrucción, que se tuvo que hacer en su totalidad, y para ello, la UTE JOST-Vatasa contrató a Astilleros Carrasco de Águilas, especializados en este tipo de trabajos, de manera totalmente artesanal.

Es posible que, entre otros, el investigador naval gallego Lino Pazos, entusiasta de este tipo de buques, nos pueda aclarar si realmente se han aprovechado elementos del buque original resultado del desguace, o se ha realizado una nueva construcción como tal en la que se ha seguido fielmente el modelo original

En enero de 2009, cuando la obra del casco nuevo ya había sido finalizada —desde noviembre de 2007 estaba a flote— faltaba la arboladura y demás equipamiento, que se estima ha tenido un coste final cercano a los cinco millones de euros. Pasó el tiempo y el buque ha sido restaurado y modernización en Punta Umbría, Huelva, después de un acuerdo con la Fundación Nao Victoria. En junio de 2021 ha realizado las pruebas de mar.

Ciento tres años de existencia tiene este buque
Ciento tres años de existencia tiene este buque

Fotos: José R. Montero

Anterior

Naviera Armas retoma la línea Huelva-Canarias

Siguiente

Evacuado un pasajero grave del ferry “Volcán de Tinamar”