El mundo de la aviación

La flota Douglas DC-10 de VIASA (1977-1998)

Venezolana de Aviación (VIASA) fue una de las primeras aerolíneas en América Latina que estrenó el novedoso trirreactor Douglas DC-10 serie –30, del que llegó a tener ocho unidades, según nuestro archivo. Tomaron el relevo al famoso Douglas DC-8 serie –63, apodado “el coloso” y, sin duda, el nuevo avión se convirtió en un digno sucesor, que expandió aún más el prestigio de la aviación comercial venezolana en el exterior, con un servicio a bordo exquisito. Algo que tuvimos ocasión de comprobar en nuestros viajes a Venezuela e incluso en un tránsito de Madrid a Londres.

De los ocho aviones Douglas DC-10 que tuvo VIASA, cinco fueron inscritos en el registro aeronáutico de Venezuela (matrículas YV-133C, YV-134C, YV-136C, YV-137C y YV-139C), dos tuvieron matrícula holandesa (PH-DTH y PH-DTL) alquilados a KLM y el último tenía el registro V2-LEH.

Cinco aviones se incorporaron en la segunda mitad de la década de los setenta, entre abril de 1977, en que llegó el primero y octubre de 1979, en que correspondió al quinto y tres más entre 1991 y 1996.

En abril de 1998, cuando VIASA estaba bajo el control de Iberia, en tiempos de Xabier de Irala y Ángel Mullor, llegó el final de la aerolínea venezolana. Cuatro aviones pasaron a matrícula española (EC-GTB, EC-GTC, EC-GTD y EC-GNG), otros tres se vendieron a operadores de segundo nivel y el tercero de ellos regresó a la flota de KLM.

Foto: vía Enrique Vera Bencomo / Observando la aviación II

Anterior artículo

El megacrucero “Mardi Gras”, huésped de Barcelona

Siguiente artículo

Seccionada la sala de máquinas del buque “Golden Ray”