El mundo de la aviación

La flota Comet IV de Aerolíneas Argentinas (1959-1971)

Aerolíneas Argentinas fue una de las pocas compañías aéreas fuera del Reino Unido que operaron el novedoso avión británico Comet IV, del que llegó a tener una flota de siete unidades. El primero de ellos, cuya compra fue autorizada por el Gobierno en tiempos del presidente Arturo Frondizi, llegó a Argentina el 2 de marzo de 1959 tripulado por el comandante Aníbal Ernesto Aguirre, después de 16 horas de vuelo con escalas en Dakar y Recife.

Nombrado “Las Tres Marías” (LV-AHN), en el plazo de dos años siguieron otros seis: “Lucero de la tarde” (LV-AHO), “Lucero del alba” (LV-AHP), “Arco Iris” (LV-AHR), “Alborada” (LV-AHS), “Centraurus” (LV-AHU) y “Presidente Kennedy” (LV-AIB).

El primero tuvo un coste de 107 millones de pesos y en tres meses de operativa, el tráfico hacia Europa aumentó un 36% y hacia EE.UU. en un 84%. Cada uno de ellos tenía capacidad para 67 pasajeros, de ellos 24 en primera clase y 43 en turista.

De los siete aviones Comet IV de Aerolíneas Argentinas, tres tuvieron trágico final: LV-AHP sufrió un accidente en 1959 en Asunción (Paraguay), con dos muertos; LV-AHO tuvo un aterrizaje brusco en un vuelo de entrenamiento en 1960 y resultó destruido por un incendio y LV-AHR se estrelló el 23 de noviembre de 1961 después de despegar de Campinas (Brasil) en vuelo a Trinidad y murieron 40 pasajeros y 12 tripulantes.

El resto de la flota Comet IV de Aerolíneas Argentinas permaneció en servicio hasta noviembre de 1971, en que se retiró el primero, “Las Tres Marías” (LV-AHN), después de 30.000 horas de vuelo. Este avión había sido secuestrado el 24 de marzo de 1970 en vuelo de Córdoba a Jujuy, con 61 pasajeros y siete tripulantes y después de escalas en Santiago de Chile y Lima, finalmente aterrizó en La Habana, regresando cuatro días después a Buenos Aires.

Fuente:

Parise, Eduardo. “Comet IV: alto en el cielo argentino”, Clarín.com, 13 de junio de 2016.

Anterior

El volcán cumple 50 días vomitando lava y cenizas

Siguiente

Tras la crisis, la recuperación económica viene del mar

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *