DestacadoTemas profesionales

La estrategia europea de la Unión de Puertos de Francia

La Unión de Puertos de Francia (portsdefrance@port.fr) cuenta con 46 miembros agrupando a todas las instalaciones comerciales y pesqueras. Los grandes nodos operativos son de titularidad estatal. Marsella, situado en el Mediterráneo, es el principal enclave portuario francés, concentrando una gran diversidad operativa. Grandes infraestructuras portuarias son también el puerto de Le Havre, Nantes-Saint Nazaire, Rouen, La Rochelle, Dunkerque, Burdeos, Bolugne-Calais, Bayonne, etc.

En territorios de ultramar, los enclaves de la Guayana Francesa (Sudamérica), Nueva Caledonia (Mar del Coral), Polinesia Francesa (Pacífico Sur), Saint Martin, Martinica, Dominica y Guadalupe (Caribe), Islas de Mayotte, Reunión y Mauricio (Océano Indico) y los de Córcega (Mediterráneo). Los puertos principales de La Havre y Marsella mueven cada uno más de 80 millones de toneladas al año. Boulogne y Dunkerque acumulan cifras superiores a las 45 millones de toneladas anuales. Estas cuatro instalaciones comparten el liderazgo en el movimiento de mercancías y pasajeros.

El país galo dispone también de puertos descentralizados que dependen de organismos regionales y locales. Algunos son gestionados por empresas privadas, bajo el marco jurídico de concesiones administrativas. El sistema portuario francés cerró el pasado ejercicio con cifras de manipulación de mercancías superiores a las 390 millones de toneladas. En España han sido en torno a 564 millones de toneladas. Operó asimismo con 200.000 toneladas de pesca fresca, 205.000 toneladas en España. Las mercancías que pasan por los puertos franceses corresponden en un 36% a intercambios comerciales con otros estados de la Unión Europea y un importante 15% del tráfico se realiza entre Francia y el Reino Unido, a través de los tres grandes enclaves portuarios del norte, Dunkerque, Boulogne-Calais y La Havre. El Brexit afectará sin duda a estos tráficos y por lo tanto a los cómputos registrados hasta el momento, motivo por el que este aspecto pasa a ser uno de los asuntos  prioritarios de la futura estrategia portuaria.

En el capítulo de tráfico de pasajeros, en el pasado ejercicio pasaron por los enclaves franceses 35 millones de pasajeros, de los cuales un 9% correspondían a desplazamientos entre puertos del territorio europeo. En España se registraron 38 millones, de los cuales 10 millones eran cruceristas. Los principales puertos galos de pasaje son Dunkerque, La Havre y Boulogne-Calais con mas de 5 millones de pasajeros al año cada uno.

Estrategia portuaria

La Unión de Puertos de Francia ha difundido sus directrices y objetivos para los próximos años. Los puertos deben ser “elementos llave” del Green Deal, el gran pacto verde europeo, siendo pioneros en la implantación de alternativas energéticas renovables y de preservación del medio ambiente, mediante el desarrollo de economías de tipo circular (http://www.ademe.fr/expertises/economie-circulaire). La creación de empleo y valor añadido derivará de la contribución de los puertos a una estrategia Smart y del 5G, a los objetivos de economía azul, así como acciones de cohesión social, económica y territorial.

El transporte marítimo debe involucrarse en la transición energética mediante un control estricto de las emisiones de los buques, proponiendo incluso la creación de áreas de control de emisiones. El fomento en el uso de combustibles alternativos y la conexión de los buques al suministro eléctrico en tierra mediante sistemas short-power también está previsto. En paralelo a estas medidas, se tendrá en cuenta la gran diversificación de usos, tráficos y operativas de cada instalación portuaria, para no afectar al crecimiento y desarrollo de estas. Se requerirá una importante financiación, especialmente en los puertos nodales y los que forman parte de las autopistas del mar, pues se pretende impulsar al máximo los modos de transporte combinados o multimodales.

En la cadena logística se implementarán las soluciones puerta a puerta, sobre todo en los tráficos norte-sur intraeuropeos, para ganar una mayor efectividad en las entregas y reducir la huella de carbono. La integración y coordinación de las rutas marítimas con los corredores de transporte de la red ferroviaria europea, dotará de mayor sostenibilidad y agilidad a todo el sistema logístico.

La participación de los diferentes organismos, empresas y profesionales estará garantizada en todos estos procesos, a través de los clústeres marítimos especializados.

Presupuesto 

En los próximos años, (periodo 2021-2027) se inyectará en el sistema portuario francés una cantidad astronómica de fondos. Más de 3 billones con “b” de euros. Fondos CEF, Horizonte Europeo, Estructurales, para el desarrollo marítimo y pesquero (EMFF), así como ERDF o la propia cofinanciación de grandes proyectos, etc. El gobierno prevé exenciones en bloque para actividades de gran interés estratégico como las plataformas multimodales.

Otros Objetivos

Seguir desarrollando el trafico internacional marítimo es esencial para Francia, especialmente la consolidación de las rutas con Reino Unido. Para ello se dispondrá de fuentes de financiación específicas para sistemas de control y seguridad posterior al Brexit, en aquellos enclaves del norte del país, destinados a continuar desarrollando estas conexiones con agilidad.

Otra prioridad es el desarrollo de la conectividad con los países vecinos, especialmente los del área del Mediterráneo-sur, así como las regiones de ultramar.

La Union portuaria pone especial énfasis en la estrecha vinculación entre las iniciativas logísticas futuras y la red TEN-T (Trans European Transport Network), velando al mismo tiempo por una competencia leal entre puertos europeos.

Francia ha entendido a la perfección la importancia del sector y los retornos que pueden producirse en términos económicos en un momento coyuntural complicado. Fruto de ello, las importantísimas inversiones que destina en los próximos años al sistema portuario-logístico para su modernización. Define objetivos que se alinean perfectamente con las bases europeas de crecimiento y desarrollo, a la vez participa en los grandes fundamentos estratégicos sobre digitalización, conectividad, medio ambiente, energías limpias, etc., todo ello sin perder la visión comercial y las posibilidades de expansión o consolidación de sus tráficos a nivel internacional con la colaboración de los territorios de ultramar.

Foto: @twitter

Anterior artículo

Multa millonaria a British Airways por el robo de datos

Siguiente artículo

Una lancha Salvamar embarranca en Lanzarote