De la mar y los barcosDestacado

La dilatada vida marinera del buque rolón “Rivanervión”

Con 47 años de vida marinera sobre sus cuadernas, el buque “Rivanervión” –uno de los cuatro primeros rolones que pertenecieron en origen al Grupo Suardíaz– ha llegado al final de su vida operativa. Los últimos treinta años han transcurrido al servicio del Ejército de Tierra, de los cuales los últimos veinte ha estado tripulado por la Armada, renombrado “Martín Posadillo”. Y hemos de recordar que entre 1982 y 2000 navegó con el nombre de “Cala Portals” y la contraseña de Naviera Mallorquina.

Inmovilizado en el arsenal de Cartagena desde el pasado 22 de junio a su regreso de una misión en Líbano, el pasado 17 de diciembre se celebró la ceremonia naval de arriado de bandera en presencia de diversas autoridades y mandos de la Armada y del Ejército de Tierra, con el buque atracado en el muelle de La Curra, en Cartagena, poniendo así epílogo a su dilatada hoja de servicios. El próximo paso será el procedimiento para su enajenación y desguace al mejor postor.

Aunque ya se ha informado de la reciente adquisición del rolón “Galicia”, procedente también de la flota de Suardíaz, cuya incorporación se producirá en 2021 después de su adecuación para su nuevo cometido, el Ejército de Tierra se ha quedado, de momento, sin capacidad propia para el apoyo logístico, pues el otro buque de que disponía, “El Camino Español”, causó baja en noviembre de 2019.

El buque “Martín Posadillo” –o “Rivanervión”, si se prefiere– tiene origen mercante. Forma parte de un cuarteto de buques gemelos construidos por pares en el astillero Duro Felguera, en Gijón y Murueta, en Vizcaya. El que nos ocupa, construcción número 100 del citado astillero asturiano, tomó forma en apenas siete meses, pues puesta su quilla el 1 de marzo de 1973, el 14 de septiembre siguiente se procedió a su botadura con el ceremonial acostumbrado y dado lo avanzado de su armamento, se entregó a su armadora el 10 de octubre tras la celebración de las pruebas de mar.

En 1982 los buques “Rivamahón”, “Rivanalón” y “Rivanervión” se vendieron a Naviera Mallorquina, donde recibieron los nuevos nombres de “Cala Galdana”, “Cala Gració” y “Cala Portals”, mientras que el buque “Rivagijón” se vendió a intereses extranjeros. Éste, precisamente, había sido el primero de la serie, construido en Astilleros Murueta y entregado en abril de 1971. Tres de los cuatro buques se mantienen a flote, mientras que el “Rivamahón” fue desguazado en 2011.

En 1990 el buque “Cala Portals” lo adquirió el Ejército de Tierra y pasó a formar parte de la AALOG 23 con base en Ceuta, recibiendo su actual nombre el homenaje al coronel de Intendencia José María Martín Posadillo Muñiz, asesinado en atentado de ETA. En febrero de 2000 causó alta en la Lista Oficial de Buques de la Armada.

Es un buque de 1.923 toneladas brutas, 1.283 toneladas de peso muerto y 2.300 toneladas de desplazamiento a plena carga, siendo sus principales dimensiones 75 m de eslora, 13 m de manga y 4,27 m de calado. Está propulsado por un motor MWM-San Carlos TBRHS 345-8, de 2.400 caballos de potencia sobre un eje que le permite mantener una velocidad de 14 nudos y tiene una capacidad de carga de 400 metros lineales y 850 toneladas (42 camiones y 18 vehículos ligeros) en tres cubiertas. Código IMO 7332361.

El buque “Martín Posadillo” posee una extensa hoja de servicios. Además del transporte de Melilla, islas y peñones del Norte de África y Baleares y Canarias, ha participado en numerosas operaciones de mantenimiento de la paz fuera del territorio nacional. En operaciones internacionales realizó siete transportes a Kosovo, once al Líbano y seis a Turquía, siendo su navegación más larga, de 5.148 millas, entre  Cartagena y Beirut. En total ha navegado 204.813 millas náuticas, que es el equivalente a diez veces la vuelta al mundo y ha navegado en su etapa militar 1.793 días de mar, lo que supone casi el 25% de su tiempo en servicio.

Siendo "Cala Portals", en su etapa de Naviera Mallorquina
Siendo «Cala Portals», en su etapa de Naviera Mallorquina
El buque "Martín Posadillo", en su última escala en Santa Cruz de Tenerife
El buque «Martín Posadillo», en su última escala en Santa Cruz de Tenerife
Llegando a Cartagena, donde ha tenido su base los últimos veinte años
Llegando a Cartagena, donde ha tenido su base los últimos veinte años

Fotos: Alfonso Buenaventura, Raúl Villa Caro, Sergio Hernández de León y Perdomo y Carlos V. Góñiz

Anterior artículo

Las oficinas de Iberia en Santa Cruz de La Palma

Siguiente artículo

Hundimiento del pesquero “Riemda”, ex “Nuevo Medusa”