De la mar y los barcosDestacado

La desidia y el abandono se apoderan del ferry “Tarrafal”

La casualidad ha querido que dos barcos que en su día compitieron en una misma línea en Canarias, hayan continuado caminos parecidos en su última etapa en Cabo Verde, aunque con finales diferentes. Así como el primer “Volcán de Tindaya” se prepara para iniciar una nueva etapa a sus 51 años de vida marinera, el que fuera “Buganvilla”, llamado “Tarrafal” desde enero de 2004, acusa desde hace años la desidia y el abandono y entra en lo probable que un día aparezca hundido y acostado sobre la banda de babor.

Recordamos el ferry “Buganvilla” como un barco coqueto al servicio de Ferry Gomera/Fred. Olsen en la línea Playa Blanca-Corralejo, en la que permaneció desde julio de 1992 hasta noviembre de 2003, cuando fue relevado por el catamarán “Bocayna Express” y quedó amarrado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife y poco después se vendió a la compañía caboverdeana STM, siendo renombrado “Tarrafal”.

Llamado en origen “Betula”, tenía dos gemelos nombrados “Regula” y “Ursula”, todos ellos construidos en el astillero Jos L. Meyer Werft, en Papenburg (Alemania). El que nos ocupa, construcción número 532 de la citada factoría, resbaló por la grada el 1 de enero de 1968 y entró en servicio el 24 de abril del citado año enarbolando la contraseña de la compañía sueca Linjebuss International (gerencia de Rederi Ab Svea), con sede en Estocolmo.

En noviembre de 1980 se vendió a Scandinavian Ferry Lines, etapa en la que alternó su cometido de ferry doméstico con salidas los fines de semana para disfrute y venta de alcohol y otros productos libres de impuestos. Entre octubre de 1984 y enero de 1985 fue modernizado en el astillero de Helsingörs y en octubre de 1991 se vendió a SweFerry sin cambiar de nombre.

De 2.453 toneladas brutas, 1.219 toneladas netas y 990 toneladas de peso muerto, mide 71,21 m de eslora total, 16,33 m de manga y 4 m de calado. Tenía capacidad para 900 pasajeros y estaba propulsado por cuatro motores Deutz SBA 8M 528, con una potencia de 2.825 kW, acoplados a dos ejes mediante reductoras que le permitía mantener una velocidad de 14 nudos. Código IMO 6807357.

Visto por la aleta de estribor, con una escora amenazante
Visto por la aleta de estribor, con una escora amenazante
El abandono se hace patente en el otrora coqueto barco
El abandono se hace patente en el otrora coqueto barco
En sus tiempos de esplendor con Líneas Fred. Olsen
En sus tiempos de esplendor con Líneas Fred. Olsen
El ferry "Betula", en su aspecto original
El ferry «Betula», en su aspecto original

Fotos: Garry Michalek (VesselFinder), Bill Zollinger (MarineTrafic.com) y Michael Segget (shipspotting.com).

 

Anterior artículo

Desaparece un tripulante tras el vuelco del pesquero “Maremi”

Siguiente artículo

Festividad de la Virgen del Carmen, Patrona de la mar