Acontecer marítimoDestacado

La crisis del coronavirus pasa factura a Puertos de Tenerife

Los puertos dependientes de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife registraron de enero a abril un descenso del 2,8% en su tráfico total, lastrado en parte por la crisis del coronavirus,  que en el cuarto mes del año hizo mella en la práctica totalidad de los ítem que integran las estadísticas portuarias.

Porque hay otra parte, que la comunidad portuaria espera con especial interés, que consiste en conocer la estrategia de la Autoridad Portuaria en segmentos tales como las reparaciones navales, el bunkering incluida la implantación efectiva del gas natural, posibles alternativas a los transbordos de contenedores y la potenciación de la marina deportiva, entre otros. Detalles de un plan comercial que genere confianza e interés para remontar la situación generada por la crisis del coronavirus, cuando ya han transcurrido siete meses desde que Carlos González accediera a la presidencia de la entidad.

En cuanto a los números, según datos oficiales, fueron 4,1 millones de toneladas de tráfico total las que pasaron por los puertos en el citado periodo, 123.000 menos que en el mismo del año pasado. No obstante, la mercancía general, con un alza del 3% y 2,3 millones de toneladas movidas, y el suministro de agua, con una mejora del 37% y 58.536 toneladas, se configuraron como los componentes del tráfico total con mejoras representativas en el acumulado anual.

El movimiento de graneles sólidos fue positivo en el mes de abril con 43.192 toneladas, 18.654 toneladas más, si bien los líquidos experimentaron una bajada del 4,77% con 357.294 toneladas, 17.882 toneladas menos.  

En lo que a contenedores se refiere, de enero a abril de 2020 se movieron un 1,4% más,  alcanzando 76.648 unidades, por encima incluso de los registrados en el citado periodo de 2019. Fueron los de 20  pies los que propiciaron el citado positivo con 20.388 unidades, 2.204 unidades más que en los cuatro primeros meses de 2019.

La situación excepcional vivida por el coronavirus y el decreto del Estado de Alarma desde el pasado 14 de marzo provocó un lógico descenso en la llegada de buques entre enero y abril del 15% con 5.689 unidades, mil menos que en los cuatro primeros meses de 2019.

La restricción en los desplazamientos provocada por el Estado de Alarma se refleja también en la drástica caída del número de pasajeros, ya que aunque los puertos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife se encontraban operativos, desde el 14 de marzo de 2020 no se ha permitido la entrada de turistas nacionales e internacionales ni los desplazamientos entre islas, salvo causa justificada. De esta manera, el número desciende en un 39%, contabilizando un total de 1.354.842 personas, 886.101 menos que en el mismo periodo de 2019. Exclusivamente en el mes de abril, la caída del pasaje rozó el cien por cien.

Foto: cedida

Anterior artículo

Ampliados a nueve los viajes de repatriación desde Tánger

Siguiente artículo

No habrá rebote de la logística del contenedor en 2020