Arte, Arquitectura y Patrimonio

La corriente art nouveau en Tenerife: la Casa Quintero (1905)

Al legado del arquitecto Mariano Estanga y Arias Girón en Santa Cruz de Tenerife pertenece la Casa Quintero, situada en el barrio de los Hoteles de la capital tinerfeña. Se trata de una vivienda unifamiliar encargada por Manuel Quintero García. El proyecto tiene fecha de 27 de enero de 1905 y sería aprobado el 26 de abril del citado año por el ayuntamiento de la capital tinerfeña, siéndole comunicado un día después a su comitente.

En este proyecto, Mariano Estanga, señala el profesor Alberto Darias, “se ha adscrito a la corriente art nouveau del modernismo, haciendo uso de todos los recursos plásticos de esta facción, pero aún así no descarta alguna indagación de otras formas, como la adición de estructuras más lineales y escuetas, próximas a la matriz secesionista centroeuropea. Así se desprende del aderezo, subrayando el perfil de los huecos que, en el extremo de la fachada a la calle Jesús y María, iluminan la escalera”.[1]

En cuando al repertorio decorativo, el profesor Darias destaca que “abarca todo el espectro ornamental del art nouveau, desde el coup de fouet a la más variada gama de tipo floral, siempre fuertemente corpóreo. En esta galería de formas ornamentales, destaca la testa femenina que será uno de los emblemas característicos de este lenguaje”.[2] Lo cual no es novedad, ya que anteriormente Estanga lo había utilizado en otros edificios emblemáticos, como el Círculo de Amistad XII de Enero, proyectado en 1904 y que son el reflejo de la influencia francesa de la que el arquitecto vallisoletano se deja influir.

El inmueble, situado entre las calles Viera y Clavijo y Jesús y María, ofrece una notable agilidad y dinámica de volúmenes, que el arquitecto supo aprovechar en plenitud. El edificio se conserva en perfecto estado y se trata, sin duda, de uno de los ejemplos más admirables de la corriente arquitectónica modernista en Santa Cruz de Tenerife, que aún conserva dignos ejemplares, pese a que en el pasado la piqueta hizo desaparecer algunos de sus más honorables y emblemáticos edificios.

Detalle de la llamativa fachada combinación armoniosa de volúmenes
Detalle de la llamativa fachada en armoniosa combinación de volúmenes
Detalle de la puerta principal y jardines
Detalle ornamental de la puerta principal y jardines

Notas

[1] Darias Príncipe, Alberto (2004). Santa Cruz de Tenerife. Ciudad, arquitectura y memoria histórica, p. 291. Tomo I. Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

[2] Ibídem.

Foto: Juan Antonio López Delgado

Anterior artículo

Incidencia del HSC “Volcán de Teno” en la línea de Ceuta

Siguiente artículo

El ferry “Finnjet” (1977-2007), icono naval de Finlandia