Acontecer marítimoDestacado

La concesión de Tenerife Shipyards, pendiente de informes previos

La previsible ampliación de la concesión al astillero de reparaciones navales Tenerife Shipyards para que pueda instalar un dique flotante en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, tiene que pasar primero por un estudio de impacto medioambiental, de modo que, como nos ha manifestado el presidente de la Autoridad Portuaria, Pedro Suárez, “hay que sacar a información pública la concesión de la lámina de agua” en la que estará ubicado el citado dique flotante.

Razón por la cual, en la reunión del consejo de administración de la Autoridad Portuaria celebrado hoy no ha adoptado decisión alguna sobre este respecto, como inicialmente se había entendido tras el encuentro técnico celebrado el pasado 17 de abril entre las partes implicadas.

En unas recientes declaraciones al periódico El Día, Pedro Suárez reconoció que “hemos sido lentos a la hora de tramitar algunos aspectos, porque es cierto que la tramitación administrativa en relación a este asunto estaba parada, pero esto es parte de la herencia que he recibido, porque yo solo llevo al frente de Puertos de Tenerife seis meses”.

Agregó que “ha habido tensión y algunas diferencias en esta negociación, pero estamos trabajando en ello y nos hemos reunido con los trabajadores de Tenerife Shipyards. Entiendo las quejas, pero también hay que tener en cuenta que esta es una concesión complicada y que lleva sus procesos administrativos. Eso sí, puedo garantizar que el dique flotante se quedará en Santa Cruz de Tenerife y se podrá instalar pronto”.

Foto: Televisión Canaria

Anterior artículo

El catamarán “Volcán de Teno” hará relevos en Baleares

Siguiente artículo

Finnair crece aunque se resiente por la factura del combustible