El mundo de la aviación

La aventura de Líneas Aéreas Canarias (1985-1990) / 1

Fundada el 25 de noviembre de 1985 y promovida por un grupo de 21 accionistas, entre los que figuraba la empresa pública Sociedad Industrial de Canarias (SODICAN), Líneas Aéreas Canarias (LAC) nació con el objetivo de optar a la concesión del denominado tercer nivel. El consejo de administración estaba presidido por Antonio Armas Fernández [1] y entre sus socios fundadores figuraban Joaquín Súñer Machado, José Rivero y Mario Machado.

Para la obtención del AOC, la Dirección General de Aviación Civil exigió un capital social desembolsado y escriturado de 100 millones de pesetas. Sin embargo, las gestiones para acceder al tercer nivel no tuvieron éxito, pues el Estado, a través del INI e Iberia, asumiría el servicio interinsular con la creación en 1988 de la filial Binter Canarias.

En septiembre de 1986, LAC inició sus operaciones con dos aviones turbohélices Vickers Viscount 806, en versión QC para 82 plazas, adquiridos a British Air Ferries en 100 millones de pesetas cada uno, con la financiación de Interleasing y el Banco Exterior de España, siendo bautizados con los nombres de “Isla de Tenerife” (EC-DXU) e “Isla de Gran Canaria” (EC-DYC).

LAC tenía una licencia de operación en chárter de pasaje y/o carga y un programa muy definido de vuelos en la red interinsular, así como a Funchal (Madeira), y Marrakech, El Aaiún y Dakar en régimen de subcharter para otras compañías extranjeras a las que alcanzaban los límites de la quinta libertad. Solo en su primer año de operaciones transportó 120.000 pasajeros.

Los aviones Vickers Viscount de LAC lograron rentabilidad y permitieron resolver problemas puntuales de Iberia y Aviaco, así como el cambio de tripulaciones de aerolíneas españolas y extranjeras entre los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife Sur. La imaginación de sus gestores comerciales les llevó a ofrecer viajes de una semana a Inglaterra con escala en Sevilla, aprovechando los viajes de los aviones para las revisiones técnicas, con lo que amortizaban en parte los costes de los desplazamientos.

Nota

[1] El equipo directivo estaba formado por Rodolfo Núñez Ruano (director general), Horacio Fernández del Castillo (director técnico), José Luis Delgado Jalón (director financiero), Vicente Ramos Hernández y Rodolfo Bay Alfageme (directores de operaciones) y José Juan Quintana (director de Recursos Humanos).

Bibliografía: 

Díaz Lorenzo, Juan Carlos (2004). Naviera Armas. Una nueva generación, pp. 259-260. Santa Cruz de Tenerife.

Foto: Pedro Aragao

Anterior artículo

Naviera Armas, Medalla de Oro de Canarias 2021

Siguiente artículo

La estela del cofundador de Microsoft coincide en Málaga