Acontecer marítimoDestacado

La Autoridad Portuaria pone en aprietos a Tenerife Shipyards

En su acusada y preocupante decadencia, y echando por la borda todo el trabajo que tanto tiempo ha costado conseguir, en estos días el comité de empresa de Tenerife Shipyards ha advertido de la reticencia de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife para que la multinacional Ensco continúe operando, lo que a su juicio implicaría una pérdida de 50 millones de euros en tres años. La Autoridad Portuaria, que hace tiempo protagoniza una gestión cada día más contestada, dice que “para evitar” una posible congestión en el puerto capitalino habilitará sitio en el puerto de Granadilla para reparación naval y el Dique del Este compatibilizará esta actividad con la del avituallamiento.

Tenerife Shipyards es la principal empresa de reparaciones navales y atiende los trabajos de mantenimiento y reparación de los buques perforadores de Ensco, una de las principales compañías off shore a nivel mundial. El comité de empresa presentó ayer un escrito a la dirección de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife en el que expresa además su disconformidad con la posibilidad de que Ensco se traslade al puerto de Las Palmas y, además de pedir su permanencia, se expresa la inquietud de que peligre un proyecto de reparación que debía comenzar dentro de un mes por importe de más de cinco millones de euros.

Desde hace meses, la Autoridad Portuaria interpone “continuas dificultades” a Ensco para que desvíe su actividad al puerto de Granadilla de Abona o se vaya al puerto de Las Palmas. Tenerife Shipyards afirma que Ensco tenía la intención de establecer su base operativa de reparaciones para África occidental en el puerto de la capital tinerfeña durante un periodo inicial de tres años, pero la Autoridad Portuaria no está de acuerdo y pone trabas de manera continua.

“Ante estos hechos, que consideramos de extrema gravedad y que ponen la guillotina sobre nuestras cabezas porque nos condena a perder puestos de trabajo, expresamos nuestra más firme disconformidad y exigimos a la Autoridad Portuaria que cambie urgentemente de postura facilitando a Ensco su permanencia en Santa Cruz de Tenerife”, afirma el comité de empresa en su escrito que ha divulgado la Agencia Efe.

Si se permite que Ensco abandone el puerto de Santa Cruz de Tenerife, se habrá perdido una oportunidad única y tendrán que cerrar las empresas y talleres de reparación naval, que habían empezado un nuevo ciclo económico después de un largo paréntesis desde el cierre de la antigua NUVASA, con el daño que ello supone para los puestos de trabajo y los servicios anexos de restauración, hoteles, taxis, consignación y aprovisionamiento.

El comité de empresa de Tenerife Shipyards advierte de que no se va a quedar “con los brazos cruzados mientras este tipo de posturas nos condenan a quedarnos sin trabajo, y desvían decenas de millones de euros que el cliente tiene planeado gastar en reparaciones a otra localización, caso de Las Palmas”. 

Miembros del comité de empresa de Tenerife Shipyards, ayer, ante la Autoridad Portuaria de Tenerife
Miembros del comité de empresa de Tenerife Shipyards, ayer, ante la Autoridad Portuaria de Tenerife

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo y cedida

Anterior artículo

El buque “Dura Bulk” regresa tras el golpe en la baja de Gando

Siguiente artículo

Un avión inusual en La Palma fletado por Netflix