Armada Española y Marina MilitarDestacado

La Armada española libera el buque dique “Blue Marlin”

En la tarde del pasado 5 de mayo, el patrullero de altura “Serviola” (P-71), que se encuentra realizando tareas de vigilancia y seguridad marítima en el Golfo de Guinea, recibió una comunicación desde el Centro de Operaciones y Vigilancia de la Armada (COVAM), informando de que se había producido un ataque pirata al buque dique “Blue Marlin”, por lo que el patrullero procedió a la posición indicada al SW del puerto de Luba, isla de Bioko.

En la mañana de ayer y en colaboración con una unidad de la Marina de Guinea Ecuatorial, dio comienzo la operación para la liberación del buque dique, que es conocido en España por el transporte de los buques LHD para la Royal Australian Navy construidos en Navantia Ferrol.

Ante las informaciones imprecisas provenientes del buque secuestrado y considerando la posibilidad de que algún pirata permaneciese a bordo, el equipo operativo de seguridad del patrullero “Serviola” abordó y aseguró el buque, dando entonces paso al equipo de registro compuesto por miembros de la Armada española y de la Marina de Guinea Ecuatorial.

Finalmente los veinte tripulantes encerrados en la cámara de seguridad pudieron abandonar este compartimento seguro e informaron de que habían sido secuestrados por un grupo de siete piratas equipados con armamento portátil, informa la Armada española.

El capitán declaró que en la tarde el día 5 de mayo y advertida la presencia de la pequeña embarcación pirata, tocó alarma general y toda la tripulación consiguió alcanzar a tiempo el compartimento de seguridad, desde donde lograron informar del secuestro a las autoridades.

Cuando llegaron a bordo los piratas exigieron a través de la megafonía del buque que se entregasen y les diesen todo el dinero existente. Ante la negativa del capitán a salir del compartimento seguro, los piratas abrieron un pequeño orificio en el mismo y comenzaron a abrir fuego indiscriminadamente sin causar daños personales.

Las amenazas y disparos cesaron al advertir los piratas la presencia de unidades militares en la zona, aunque la tripulación nunca llegó a saber con certeza si los delincuentes habían huido pues en ningún momento abandonaron el compartimento seguro. No es la primera vez que el patrullero “Serviola” libera un buque secuestrado durante el presente despliegue, ya que el pasado mes de abril frustró otro ataque pirata cometido contra un buque de bandera nigeriana.

Foto: Armada española

Anterior artículo

Francisco Oviedo, director general de Trasmediterránea

Siguiente artículo

Tenerife Shipyards asiste a la 50º edición de la OTC en EE.UU.