Armada Española y Marina MilitarDestacado

“Juan Sebastián de Elcano”, rumbo suroeste

Esta mañana se hizo de nuevo a la mar el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, dando por concluida así su visita al puerto de Santa Cruz de Tenerife, primera escala de su LXXXVII crucero de instrucción, que comenzó el pasado 5 de marzo en el puerto de Cádiz. Con la ayuda de dos remolcadores se abrió de su atraque proa a la ciudad marinera que siempre le ha acogido con su mejor hospitalidad y, libre entre puntas, puso rumbo suroeste acompañado por varias embarcaciones deportivas.

El buque-escuela de la Armada española arribó el pasado viernes y durante su estancia ha visitado por varios miles de personas, muchos de los cuales el pasado domingo hicieron cola hasta que pudieron acceder a bordo. Una demostración más del interés que tanto el velero como la Armada y las cosas de la mar despiertan entre la población tinerfeña.

Hemos de destacar, asimismo, la puesta en valor del entorno del muelle Norte por parte de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife. La decisión de atracar el buque-escuela en la tercera alineación del muelle de Ribera, colindante y con el acceso a través del citado muelle se ha revelado una decisión acertada.

Después de cruzar el Atlántico, el itinerario de escalas del viaje del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” es el siguiente: Fortaleza (4 al 9 de abril), San Juan de Puerto Rico (28 de abril al 3 de mayo), La Habana (11 al 16 de mayo), Miami (18 al 23 de mayo), Baltimore (31 de mayo al 5 de junio) y rendirá viaje el 1 de julio en la Escuela Naval de Marín.

En esta oportunidad, el buque-escuela de la Armada española está al mando del capitán de navío Victoriano Gilabert Agote y tiene una dotación formada por 23 oficiales, 23 suboficiales, 140 militares de la escala de marinería y tropa y cuatro maestros civiles. En el actual crucero de instrucción viajan 80 guardiamarinas pertenecientes a la 417º promoción del Cuerpo General, 147º de Infantería de Marina y 91º de Intendencia.

En 2009 fue designado embajador honorífico de la Marca España. Su silueta es muy conocida por los amantes de los grandes veleros y llama la atención de gran cantidad de público en los puertos que visita. Como cada año, los guardiamarinas del Cuerpo General de la Armada y de Infantería de Marina que se encuentran en su cuarto curso de carrera, continúan con su plan de estudios a bordo compaginando la actividad académica y la marinera en el día a día de cada singladura.

Foto: Florencio Yumar Suárez

Anterior artículo

Triste final del avión Bloch Languedoc de Aviaco EC-AKV en Tenerife. Un suceso de 1956

Siguiente artículo

La vida marinera del petrolero “Campocriptana” (1971-1995)