Cultura NavalMarina Militar

Isaac Peral y el fomento del uso de la electricidad (1891)

A mediados de mayo de 1891, Isaac Peral, que desde enero de ese año se encontraba licenciado de la Armada, viajó hasta la ciudad alemana de Frankfurt, porque se inauguraba allí la «Exhibición Internacional Electrotécnica», que pretendía, entre otros objetivos, principalmente, fomentar el uso de la electricidad.  En aquella feria, el pórtico que daba acceso al recinto, se iluminó por primera vez con 1.000 bombillas, en un acto al que asistió Isaac Peral, junto con otros pioneros europeos de la nueva energía.

Los días siguientes, estos «empresarios» tuvieron varias reuniones y sabemos que uno de los temas estrella era definir cuál iba a ser la forma más económica y eficiente de transportar la electricidad, porque la luz que daban esas 1.000 bombillas se estaba generando en la localidad de Lauffen am Neckar, distante 175 kilómetros de allí.

Al regreso de Peral a Madrid, donde tras abandonar la Armada se había instalado con su familia, alquiló como oficina una habitación de un hotel de la madrileña C/Rafael Calvo, decidiendo ofertar sus servicios a mucha gente, pero con el fin de no estar escribiendo centenares de cartas, optó por escribir una, firmarla incluso, y mandar a una imprenta que le hiciera un número indeterminado de copias, para así poder ofrecer sus trabajos, quedando sólo el hueco de la fecha, que se pondría según la echase al correo.

Afortunadamente, al menos una (que sepamos) de esas cartas de imprenta, ha logrado llegar hasta nuestros días. Hoy, 130 años después, se la presento en sociedad a mis amigos, esperando, como siempre, que esta nueva entrega de cultura naval, pues os resulte interesante o cuanto menos, curiosa.

Reverso de la carta de Isaac Peral (1891)
Reverso de la carta de Isaac Peral (1891)

Fotos: archivo de Diego Quevedo Carmona

Anterior artículo

El encanto medieval de la catedral luterana de Turku

Siguiente artículo

Caída del 55,6% de los pasajeros de línea regular en 2020