DestacadoMarina Militar

Incidente del destructor “Almirante Valdés” en Palma

De esta guisa llegó por sus propios medios el destructor “Almirante Valdés” (D-23) al astillero de la Empresa Nacional Bazán en Cartagena, allá por la primavera de 1981, para efectuar reparaciones después de que golpeara contra el dique oeste del puerto de Palma de Mallorca. Se ha dicho que el incidente se debió a un fallo de transmisión en el telégrafo de órdenes a la máquina durante la maniobra.

El mamparo de colisión de proa cumplió con su cometido, aunque la proa quedó como vemos en la imagen, después de que comprimiera unos cinco metros… Seis cubas de hormigón de secado rápido sellaron la chapa arrugada para asegurar la estanqueidad, señala José Aranda, testigo presencial del suceso, que se encontraba en ese momento en el puente de mando.

Tras el percance, el destructor se dirigió primero a la Estación Naval de La Algameca –maniobra de llegada que corresponde a la segunda imagen–, para proceder a desembarcar toda la munición, procedimiento de obligado cumplimiento como paso previo a la puesta en seco del buque.

El destructor «Almirante Valdés», a su llegada a la Estación Naval de La Algameca
Detalle del estado en que quedó la proa
Vista general del destructor «Almirante Valdés» con la proa dañada

Fotos: cedidas

Anterior

Anave pide el enrole de ucranianos como comunitarios

Siguiente

El petrolero “Campanil” y el pantalán de madera de Huelva

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *