Acontecer marítimoDestacado

Incat construye el catamarán eléctrico mayor del mundo

Incat programa para 2025 la entrega del que será el fast ferry mayor del mundo, que será destinado a la compañía Buquebús. Un buque de 130 m de eslora, con capacidad para 2.100 pasajeros y 226 vehículos, propulsado inicialmente por gas natural licuado, lo que será modificado por una planta mixta en la que prevalecerá la propulsión eléctrica mediante baterías.

Incat reconoce que todavía quedan algunos obstáculos técnicos por resolver, pero mantiene el objetivo de la entrega en 2025 y destaca que será el buque de su clase mayor del mundo y cero emisiones.

El presidente y fundador de Incat Group, Robert Clifford, ha dicho que “el cliente quiere que esto suceda, Incat quiere que esto suceda y, aunque todavía hay asuntos por resolver, estoy muy seguro de que Incat entregará en tiempo este buque  innovador”.

“Obviamente, debe haber suficiente suministro de energía en los puertos en los que operará el buque, pero entendemos que esto está progresando positivamente. Estamos trabajando con nuestros proveedores las baterías y los motores eléctricos, para garantizar que puedan entregar los equipos en el tiempo requerido”.

«El transporte marítimo con cero emisiones es el futuro de Incat” y agrega que Tasmania, donde tiene su sede el astillero, “es uno de los pocos lugares del planeta que ya ha entregado buques de cero emisiones netas y ahora está preparado para revolucionar el mercado mundial con la entrega del primer catamarán con cero emisiones del mundo».

El director general de Incat, Craig Clifford, destaca que “esta es una oportunidad única para Incat. Si bien siempre hay desafíos cuando cambia cualquier aspecto del diseño de un buque a mitad de la construcción, en términos simples, esto es simplemente cambiar un método de propulsión por otro: sin embargo, tendrá importantes beneficios ambientales y abrirá un mercado completamente nuevo. para este tipo de embarcaciones”.

El ex primer ministro de Tasmania y asesor estratégico de Incat, Peter Gutwein, afirma que «la entrega del primer ferry eléctrico de batería grande del mundo para Buquebús conducirá a un crecimiento exponencial en el mercado internacional de barcos eléctricos grandes y ligeros».

“El mundo quiere barcos grandes, ligeros y de cero emisiones y ya estamos ampliando nuestras instalaciones como preparando a nuestro personal para lo que será una expansión significativa, pues será beneficioso tanto para el medio ambiente como para la inversión en puestos de trabajo calificados a largo plazo en Tasmania”, concluye.

Foto: Incat Tasmania 

Anterior

En memoria de Javier Gorostiza y el batallón del 25 de Julio de 1797

Siguiente

“Santoña” cruza el Estrecho de Gibraltar camino de Bilbao

Sin comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *